Amor 

Poner etiquetas a la relación que tienes con una persona puede resultarte de lo más aburrido e innecesario, Leo. La verdad es que esto no es algo común entre las personas nacidas bajo tu signo, pero ese marcado carácter pasional que tienes te distingue de los demás y te hace que aprecies la vida amorosa de manera diferente.

Novio/a, compañero/a, amante, pareja... para tí todas estas palabras implican una serie de responsabilidades entre ambos que no crees necesarias. Prefieres que la otra persona te aporte lo que pueda y desee aportarte, sin necesidad de sentirte presionado por lo que se espera de ella o él. 

Depende de la persona escogida, puede que en algún momento te encuentres con una situación un tanto conflictiva, Leo. Y es que hoy esa persona con la que compartes tu vida de alguna forma querrá saber qué es lo que ella significa para tí y sentirás que no te quedará más remedio que responderle de forma sincera. 

Dinero

¡Ojalá pudieras tener dinero para cualquier cosa! O al menos, para no pensar en lo mucho que te gustaría comprarte algunas de esas cosas. Cuando llega el fin de semana no puedes evitar querer disfrutar de cosas que no están a tu alcance. 

Es lo que tiene gestionar una economía familiar que tiene un presupuesto ajustado como el tuyo: lo que la otra persona tiene es aquello de lo que tú te ves obligado a prescindir. 

Poder darte algún capricho sin necesidad de esperar a tu cumpleaños te parecerá una cuestión de vida o muerte. Tanto así, que la verdad es que pareciera que te estés dejando influir demasiado por la publicidad. Recuerda que no es más feliz quien más tiene, Leo. 

Salud 

Tus ganas de disfrutar de una agradable velada o una fiesta son algo que no vas a poder detener. No es que necesites huir de tu casa y hacer locuras que recordarás toda tu vida: simplemente, tienes ganas de divertirte. 

Puede que decidas planear algo en tu propio hogar, como pudiera ser una comida o una cena en compañía de tus amigos. Te ves radiante, tienes ganas de sentirte el centro de la atención y sabes que en esas ocasiones no paras de recibir halagos por tus dotes culinarias o incluso, por tu atuendo.