Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

¿Qué son los duendes? 7 curiosidades sobre estos seres mágicos

Descubre cómo son, dónde se encuentran y los principales poderes de estas criaturas mágicas
 
¿Qué es un duende? Curiosidades sobre estos seres mágicos | Horóscopo Mágico

 

No existe cultura alrededor del mundo que no mencione en sus leyendas y su folclore una raza de seres con aspecto humano de pequeño tamaño. De entre todos ellos, el siguiente artículo intentará desvelar qué se esconde tras las criaturas mágicas conocidas como duendes.

¿Qué son los duendes? Definición

Como tantas criaturas mágicas y fantásticas, los duendes son seres a medio camino entre humanos y espirituales. Se les representa con forma de persona de pequeño tamaño, y depende de la tradición a la que hagamos referencia, podremos encontrar duendes con buenas intenciones… O con malvadas.

Su tamaño es pequeño, generalmente de la altura de un niño de no más de un metro, tienen las orejas puntiagudas, narices redondas (o pequeñas) y la piel de un color verdoso.

Origen de la leyenda de estas criaturas mágicas

A lo largo de todo el mundo hay historias de duendes, y se dice que su popularidad comenzó ya en el Imperio Romano, con ciertas supersticiones que decían que en los hogares vivían unos dioses menores, que en cierto modo servían de protectores. Esta tradición entronca con la de los nórdicos, que los consideraban dioses de la naturaleza, aunque de importancia más bien relativa.

¿Dónde podemos encontrar a los duendes?

Lo más habitual es que al hablar de duendes nos transportemos mentalmente a Irlanda, zona donde son un auténtico símbolo nacional. Allí se les conoce con el nombre de Leprechaun, y suelen vivir en los bosques, de los que serían guardianes.

Tienen fama de ser muy ricos, de custodiar peroles llenos de oro, los cuales fueron enterrados en tiempos de guerra. Si te encuentras con uno y fijas tu mirada en él no podrá escapar; sin embargo, si desvías tu atención… Le perderás el rastro por completo.

En la actualidad se les representa vestidos de verde, con zapatos con grandes hebillas y sombrero tricornio de ala ancha, aunque en la antigüedad se les representaba con ropajes rojos.

Sin embargo, huelga decir que los duendes no son patrimonio exclusivo de Irlanda. Los podemos encontrar en España, Alemania, Países Bajos, e incluso en América Latina, en países como Honduras, México, El Salvador...

7 curiosidades sobre estos seres mágicos

Seguro que de pequeño leíste cuentos como ‘El zapatero y los duendes’, famoso gracias a la recopilación de historias que hicieron los hermanos Grimm. Sin embargo, seguro que desconoces todos estos datos sobre los duendes que te exponemos a continuación.

1. ¿Se puede crear un duende?

No hay muchos datos sobre cómo es el nacimiento de los duendes, ni tampoco sobre cómo mueren, si es que lo hacen. Sin embargo, sí que hay una corriente según la cual podemos crear un duende. Para ello, habría que recolectar una hierba mágica que solo sale en la mágica noche de San Juan, y se introduciría en una botella de cristal de color negro, y no se abrirá hasta que llegue el día. Entonces saldrá del recipiente un duende, que tendrá como fin ser nuestro sirviente.

2. El poder del trébol

Conocedores de la magia, las ciencias ocultas y la adivinación, los duendes son seres poderosos, capaces de usar esas energías contra cualquiera que intente molestarlos. Sin embargo, su magia es ineficaz si somos portadores de un trébol de cuatro hojas. Recordemos que el trébol de cuatro hojas, según las supersticiones, es un símbolo de la buena suerte.

3. Gamberros por naturaleza

Una característica habitual de los duendes es representarlos como seres con ganas de diversión y de hacer travesuras. Se dice que, al entrar en el hogar de un ser humano, se vuelve invisible, y le gusta hacer gamberradas como aderezar las comidas con gustos horribles, o el romper objetos que se encuentren a su paso. De ahí que cuando algo aparece con desperfectos en una casa y nadie asume la culpa, se tienda a culpar a estos seres mágicos. En Alemania, incluso, se dice que los duendes eran tan perversos que provocaban las enfermedades al ganado de los granjeros.

4. Los muchos duendes que hay en España

En España, cada zona tiene su propia historia de duendes, e incluso tienen su nombre y características que los hacen únicos. Así, podemos hablar de trasgus, nuberus, iratxos, martinicos, diaños, trastolillos… Sobre todo, es común sus historias en Galicia, Asturias, País Vasco y Aragón,

5. El Duende de El Retiro

En España, en los famosos jardines de El Retiro de Madrid, se cuenta que vivió un duende que volvía locos a los jardineros reales de Felipe V. Se cuenta que este duende se colaba cada noche en El Retiro y plantaba nuevas flores por aquí y por allá, y algunos testigos aseguraron verlo llevando esta acción a cabo, aunque nadie pudo darle caza.

En la actualidad, se dice que si una pareja pasea por esa zona y ve un duende permanecerá siempre unida. En honor a tal leyenda, existe una escultura de un duende en estos jardines matritenses.

6. Los duendes navideños

Según la tradición navideña, Papá Noel (o Santa Klaus) tiene un taller en el Polo Norte donde fabrica durante todo el año los juguetes que se repartirán durante la madrugada del 24 de diciembre. Pero los regalos no los construye él solo: lo hace con la ayuda de unos duendes, que visten con trajes de colores, gorros, zapatos de punta y cascabeles por doquier. A veces también se les identifica como elfos, y es que para algunos autores, la palabra duende abarca a cualquiera de los seres mágicos antropomorfos que tengan un tamaño menor del habitual: elfos, gnomos, enanos...

7. El ataque de los duendes contra San Patricio

Podría parecer el argumento de una película de serie B, pero según la tradición, San Patricio, patrón de Irlanda, sufrió un desagradable encuentro con estas criaturas mágicas. San Patricio evangelizó a los celtas paganos, y los druidas le tomaron ojeriza. Por ello, llamaron a una tropa de duendes, que no permitían a los fieles rezar sus oraciones en tranquilidad en el templo.

El religioso dijo las siguientes palabras: “En nombre de Dios Todopoderoso yo los expulso, espíritus impuros” y los duendes abandonaron para siempre el suelo sagrado. De hecho, hay que destacar que para algunos demonólogos los duendes son un tipo de demonio.