Imbolc celta: el ritual de adoración a la diosa Brigid del 1 de febrero | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

En la Tradición Pagana de los Celtas, el 1 de febrero se celebra la fiesta conocida como Imbolc. Este festival de invierno anuncia la próxima vuelta de primavera, marca el el retorno de la luz y las fuerzas solares, y está dedicado a la diosa Brigid.

  • NOVEDAD Y GRATIS: Recibe en tu teléono móvil tu Horóscopo diario. ¡Pincha aquí!

Qué es Imbolc, el ritual del 11 de febrero de la Diosa Brigid

En el gran ritmo de los ciclos estacionales, el 1 de febrero es un homenaje a la luz y a los días que están ganando fuerza. Imbolc celta se dedica así a una deidad de este pueblo, la diosa Brigid. Es ella quien trae este retorno cíclico de la luz. Su nombre proviene del de una tribu indoeuropea y significa alteza, sublimidad.

La etimología del nombre Imbolc también es muy reveladora: procede del antiguo irlandés y significa “en el vientre”, referido al embarazo de la mujer, lo que entronca con Brigid como diosa de la fertilidad y protectora de las mujeres embarazadas.

El culto a Brigid en el Imbolc celta está unido a la protección divina, a la medicina, la fertilidad y la prosperidad. El ganado fue dedicado a ella, como signo de abundancia. Pero en la tradición popular, Brigid es por encima de todo una diosa vinculada al fuego. Este simbolismo de fuego lo conecta con el Sol, del cual encarna el retorno en el período invernal.

Imbolc celta: el ritual de adoración a la diosa Brigid del 1 de febrero | HOROSCOPOMAGICO.COM

El culto a Brigid, la diosa del Imbolc

El culto a la Diosa Brigit estaba tan profundamente arraigado entre los pueblos celtas que la cristianización nunca logró suprimir su pleitesía. Los intentos, sin embargo, fueron numerosos por parte de los cristianos, y al igual que ocurrió con tras deidades paganas, acabaron por convertirla en Santa Brígida de Irlanda, cuya honomástica se celebra no de manera casual el 1 de febrero.

De este modo, Brigid no ha pasado a la historia como un demonio, tal como ha ocurrido con otras muchas diosas. ¡Tan grande fue la fe de los irlandeses por esta deidad, que retuvieron todas sus características como santa cristiana! Según la leyenda, Santa Brígida de Irlanda fue hija de una cristiana esclava y un rey pagano, y fue bautizada por San Patricio. Su vida se sitúa en los albores del siglo VI. Más tarde, la Iglesia Católica también añadió la festividad de la Candelaria el 2 de febrero, que está dedicado a la Virgen María y se celebra con procesiones de velas, lo que de nuevo vincula estas fechas del calendario con el fuego.

Brigid inspira el arte de la herrería y la curación, bendice la poesía, la creatividad, la profecía y las artes. Como Diosa de la Forja, ella bendice a los herreros, joyeros y otros artesanos del mundo. Como la diosa de la curación, ella bendice la curación física y espiritual, la fertilidad de los campos, la fertilidad del ganado y el arte de las parteras. Y el aspecto profético de la diosa Brigid dejó marcas en la celebración de Imbolc, y entre otras cosas se apuntó que este día era bueno para practicar la adivinación, y cuestionar las señales para saber qué depara el futuro para el hogar.

Rituales para el Imbolc celta

Dentro de los rituales vinculados al Imbolc celta es importante el vinculado al lavado del cuerpo como señal de purificación. Hay que lavarse las manos, los pies y la cabeza, algo que entronca con tradiciones romanas de febrero como la de Lupercalia.

Purificarse durante el festival celta de Imbolc permite al individuo estar en completa armonía con las fuerzas cósmicas, y se prepara para preparar el retorno cíclico de las fuerzas solares.

En Irlanda, el día 1 de febrero, día del Imbolc, muchas casas se protegen con la cruz de Santa Brígida. Consiste en una cruz trenzada en juncos, y es fácil encontrarla en tiendas de recuerdos. Según los católicos, protegería los hogares la mala suerte y del fuego (elemento vinculado, como ya hemos explicado, a la primigenia Brigid).

Para honrar a la diosa Brigid, otro ritual que se puede hacer es hacer un altar para Imbolc en el que hay que colocar ocho velas flotando en un recipiente de agua. A menudo, es habitual que esto lo realicen mujeres, con símbolos blancos, color de la nieve, la leche, la Luna, las velas que representan la Luz.

Para celebrar Imbolc, ya que es un periodo de transición, es recomendable terminar todo nuestro trabajo del invierno en curso, no dejar nada atrás. Y es que era un tiempo de preparación para el nuevo año, en el que se verificaba que todas las herramientas funcionaban correctamente, que los campos se habían arado. En ocasiones, se hacía en las casas una gran limpieza de primavera. Es la esperanza de un nuevo comienzo, de la curación de nuestras heridas internas.

Imbolc celta: el ritual de adoración a la diosa Brigid del 1 de febrero | HOROSCOPOMAGICO.COM

El Imbolc y la diosa Brigid en la Wicca

La Wicca es una religión que está inspirada en las prácticas paganas y se basa en el respeto por las fuerzas creativas de la naturaleza, generalmente simbolizadas por Diosas y Dios que representan el aspecto femenino y masculino de la creación. Los practicantes de la Wicca, al igual que los antiguos celtas, celebran el 1 de febrero la festividad de Brigid.

Muchos de sus fieles acoger a los nuevos en su círculo o grupo coincidiendo con el Imbolc, iniciando a un solicitante, celebrando la vida y los primeros frutos de la primavera, se practican bautismos y se llevan a cabo presentaciones a los dioses y elementos.

En el Imbolc celta, los bautismos y los rituales de purificación se llevaban a cabo con agua lustral, que originalmente es agua de rocío recolectada en un prado, después de la Luna Nueva, al amanecer. Esta agua, una vez filtrada para eliminar sus impurezas, se coloca en un jarrón de cristal.