Descubre cómo es Thor, el dios del trueno de la mitología nórdica | Horóscopo Mágico

 

La mitología nórdica otorga a Thor, hijo del dios supremo Odín, un lugar privilegiado en el panteón de las divinidades. Es el dios del trueno, pero también representa la justicia y facilita las cosechas mediante el control del clima. Durante muchos siglos ha sido un dios muy querido en las zonas rurales pacíficas de artesanos y campesinos, hasta que la Marvel lo convirtió en superhéroe de ficción para lanzarlo a la fama.

    Thor, el hijo de Odín en la mitología nórdica

    En la cosmogonía nórdica, una mitología politeísta, la cúspide en el panteón la ocupa el dios Odín, que en la ancestral lucha de los gigantes contra los dioses líderó la victoria de estos últimos infligiendo muerte y derrota al gigante Ymer. El dios supremo se unió a la diosa de la tierra, Fyorgyn, y engendraron varios dioses, entre los cuales Thor.

    Mientras que su hermano Balder representa la luz, la paz y el perdón, Thor es un dios temperamental, iracundo y agresivo, amante de la guerra que representa la fuerza y el valor. Aun así, tenía una carácter más justo y moderado que el sanguinario Odín, hecho por el cual era un dios muy respetado y querido por los pueblos nórdicos.

    Thor se casó con la diosa Sif, deidad de las cosechas y la fertilidad, y de la unión de ambos nacieron tres dioses: Magni, Modi y Trud. De hecho, como dios de las tormentas, el propio Thor tenía ascendencia sobre las cosechas, y la unión de ambos simbolizaba la conexión entre el reino celestial y el reino terrenal que da como resultado la abundancia.

    Thor muere en el llamado Ragnarök, la lucha final entre los gigantes de hielo y los dioses (Ragnarör significa “el destino de los dioses”). En ella se bate en duelo con una serpiente gigante y espantosa, Jörmungandr, a la que consigue matar con su martillo, pero tras dar nueve pasos hacia atrás muere infectado por el veneno.

    ¿Cómo es Thor, el dios del trueno?

    Thor es uno de los dioses más complejos del panteón de los dioses nórdicos, porque tiene influencia en varios campos: es el dios de la tormenta, el controlador del clima, el protector de las batallas, representante a la justicia y facilitador de las cosechas. A pesar de que cumple un papel protector en las batallas, se lo representa como un temible guerrero.

    Los atributos principales con los que se representa a este hijo de Odín son el martillo de Thor, del que hablaremos más adelante, y un carro tirado por dos machos cabríos mágicos, Tanngrisnir y Tanngnjóstr. Estos tenían la capacidad de renacer al instante, y transportaban a Thor a cualquier sitio desde su fortaleza de Bilskirnir, en Asgard.

    En uno de los poemas épicos de la mitología nórdica se cuenta que Thor pasó la noche en casa de unos campesinos, y que para saciar el hambre se comió a los dos corderos. Estos resucitaron a la mañana siguiente, pero uno iba cojo, hasta que Thor descubrió que uno de los niños de la casa había roto uno de los huesos del festín, lo cual desató su ira.

    En la iconografía se suele representar a Thor como un dios fuerte con larga melena rubia, luchando contra los gigantes de hielo abriéndose paso con su martillo y lanzando rayos mortíferos con una gran precisión. Aun así, era un dios justiciero, y por eso fue un dios extendido en las áreas rurales pacíficas, entre los artesanos y los campesinos.

     

    Mjölnir, el martillo de Thor

    Una mañana Thor despertó sobresaltado y enfurecido: alguien había robado su martillo mientras dormía. Su hermano Loki aseguraba que habían sido los gigantes, así que se puso el traje de plumas de los diosa Freya y voló hacia el reino de hielo. Allí descubrió que el ladrón no era otro que el rey Thrym quien le pidió la mano de Freya a cambio del martillo.

    Thor asintió mientras elocubraba un plan para engañarlo. El día de las nupcias Thor se vistió con el traje de Freya y cubrió la cara con un velo, y en el salón del banquete se descubrió desatando su furia a golpe de rayos y martillazos. A pesar de que Thrym pidió clemencia, Thor arrasó el lugar y acabó dando muerte al propio rey de los gigantes.

    El martillo de Thor, Mjölnir, tenía poderes mágicos sorprendentes | Marvel Studios
     

    ¿Por qué se puso tan nervioso Thor, al ver que le habían usurpado su martillo? La mitología nórdica canaliza el poder de Thor a través de su martillo, llamado Mjölnir y conocido como “el martillo de Thor”. Este poseía poderes únicos, entre los cuales soltar rayos, de modo que el propio Thor utilizaba guantes de hierro para cogerlo.

    El martillo Mjölnir, de empuñadura corta y gran cabezal, fue forjado por los duendes Sindri y Brokk, y según la mitología nórdica los duendes son dueños del mundo subterráneo y mágico. De ahí el poder que desprende esta arma mortal, cuya estructura es tan pesada que Thor tiene que ponerse un cinturón mágico que duplica su fuerza.

    Con posterioridad, el martillo de Thor o Mjölnir quedó como símbolo del dios del trueno, y fue venerado como símbolo sagrado por los vikingos, y como un icono por el paganismo germánico y de los pueblos del norte. Algunos creen que se ha encontrado en martillo real en alguna región del norte.

    Marvel y otras representaciones de Thor en la ficción

    En una fecha tan temprana como 1962, en el número 8 de la revista Journey into Mistery veía una historieta de trece página con una historia bien original: el doctor Don Blake encuentra en una cueva un bastón mágico que le convierte en Thor y le ofrece su martillo, con el que tiene la misión de detener la invasión de los hombres de piedra de Saturno.

    Esta fue la primera representación en cómic de Thor, un personaje que ha inspirado muchas historias de ficción y que ha supuesto un verdadero filón para la serie de películas de superhéroes de la productora Marvel. Fue considerado el 14º héroe más importante de la historia de los cómics, y el 1º de los 50 mejores Avengers.

    El actor Chris Hemsworth encarna a Thor en la ficción de Marvel | Marvel Studios
     

    Que Thor esté de moda se lo debemos al actor Chris Hemsworth, quien la puesto rostro durante todos estos años desde el estreno de la primera película, en 2011: Thor. Esta historia del heredero del trono de Asgard que debe detener desde el exilio forzado las ambiciones de su hermano Loki, costó 150 millones de dólares y recaudó 440.

    Un éxito de taquilla que dio pie a una secuela en 2014: Thor, Un mundo oscuro. Desde entonces, Thor ha aparecido como personaje en otras películas de la saga Los vengadores (Avengers), y en 2017 volvió a protagonizar una película en solitario, Thor: Ragnarök, que se convirtió en la más taquillera de la trilogía recaudando más de 800 millones de dólares.