El Valhalla es descrito como el salón del paraíso en la mitología nórdica | Applestory

 

Los vikingos creían que al morir de forma heroica en la batalla su espíritu era recogido por las valquirias, entidades femeninas que los llevaban al Valhalla para ofrecerles "el descanso del guerrero". Allí, en el salón del paraíso gobernado por el dios Odín, se encontraban con guerreros legendarios antiguos y dioses de la mitología nórdica, y juntos preparaban la guerra del destino de los dioses, el Ragnarök.

Los textos mitológicos, sobre todo las composiciones épicas de la Edda poética del siglo XIII, describen el Valhalla con todo lujo de detalles. En este artículo te explicamos qué es el Valhalla y cómo es el salón del paraíso, así como su impacto en la literatura y la música posteriormente.

Qué es el Valhalla en la mitología nórdica

Los vikingos fueron un pueblo conquistador que, nacido en Alemania, se extendió por todo el norte de Europa y atemorizó el resto del continente por su ferocidad en la batalla. El valor de los hombres en la guerra, elemento troncal de su civilización, encontraba su puntal en el favor de los dioses de la mitología nórdica y la creencia en la vida más allá de la muerte.

La agresividad de los vikingos en la batalla se explica, de hecho, por su cosmovisión: según la mitología nórdica, los héroes muertos en la batalla entraban en el Valhalla, mientras que los que tenían una “muerte de paja” (en referencia a morir en una cama de paja, de muerte natural) y las mujeres iban al inframundo, en el reino de Hel.

Y desde luego era mucho mejor el Valhalla, puesto que el reino de Hel se describe en los textos como una ciénaga de veneno cercada por una muralla custodiada celosamente por gigantes y perros y gobernada por la hermosa y temible Hela, medio mujer medio cadáver.

En cambio, el Valhalla es la versión vikinga del paraíso cristiano, pues se describe como un majestuoso salón ubicado en el reino de Asgard que custodia el dios Odín. Según el mito, el dios Odín seleccionaba personalmente a las valquirias, doncellas que escogían a los más valerosos espíritus de los guerreros caídos para llevarlos hasta el paraíso.

Pero el Valhalla tiene aún una función mucho más trascendental en la cosmogonía vikinga, porque según creía este pueblo, los einherjer (espíritus guerreros) que accedían al salón del paraíso se encontraban con otros guerreros legendarios y dioses de la mitología nórdica, y desde allí preparaban la victoria de Odín y los dioses Aesir en el Ragnarök.  

Cómo es el salón del paraíso de los dioses vikingos

Los escritos de la Edda poética en el siglo XIII compuestos a partir de escrituras ancestrales describen el Valhalla o el salón del paraíso con todo lujo de detalles. Según uno de esos poemas épicos, el dios Odín reina sobre un vasto manto de oro (el Valhalla) que se encuentra en la quinta morada celeste.

Se trata de un salón cuyas columnas son lanzas y su techo está formado por escudos, donde las mallas de los guerreros se extienden sobre los bancos, su entrada principal está vigilada por un lobo y sobre él se cierne una gran águila con las alas extendidas.  

Más adelante, se revela el papel esencial del Valhalla como morada de los guerreros del Ragnarök, pues en uno de los cantos el propio Odín describe la salida de ochocientas almas einherjer desde las 540 puertas del salón del paraíso para enfrentarse al lobo Fenrir.

Dentro del Valhalla se encuentra Bilskirnir, el palacio residencial de Thor, el dios nórdico del trueno. Además hay visiones verdaderamente idílicas, como la presencia de la cabra Heidrún y el ciervo Eikpyrnir. De los cuernos de este brota el agua de la fuente Hvergelmir y de ahí nacen todas las aguas, y de las ubres de la cabra brota el hidromiel.

Las valquirias recogen las almas de los héroes muertos y las llevan al Valhalla | Pablo Fernández

 

Según la mitología nórdica, hidromiel es la bebida de los dioses, y las Valquirias cuando llevan las almas de los guerreros al Valhalla les ofrecen los primeros cuidados y les sirven hidromiel. En realidad, hidromiel es una bebida alcohólica que contiene entre un 10% y un 15% de alcohol, e incluso hay una marca registrada de hidromiel Valhalla.  

El Valhalla en la ficción y otras curiosidades

La mitología nórdica consiguió edificar de forma gráfica el concepto del paraíso, y su idea plasmada en el Valhalla ha creado entusiasmo y atracción en la cultura occidental desde tiempos ancestrales. En torno a 1842 se edificó el templo neoclásico Walhalla en Baviera, por orden del rey Luis I de Baviera y diseñado por el arquitecto Leo von Klenze.

El palacio está pensado para albergar bustos y estatuas de los alemanes y germánicos más ilustres, además de contener unos grandiosos jardines, y por eso reúne el concepto de hogar de los dioses y héroes del Valhalla auténtico. Por cierto, Valhalla también se denominó a uno de los cráteres hallados en el satélite de Plutón llamado Calisto.

Pero el Valhalla ha sido también objeto de la ficción, inspirando a creadores como el mismísimo Richard Wagner. El ocaso de los dioses es una ópera en tres actos en la que el genio alemán describe el Ragnarök y dentro de la cual hay una pieza de unos seis minutos concebida como “la entrada de los dioses en el Valhalla”.

El lago Valhalla es un lago glacial ubicado en el Bosque Nacional Okanogan-Wenatchee del estado de Washington | APF

Más allá de la música clásica, el Heavy Metal ha sentido siempre una enorme fascinación por la mitología nórdica, y el Valhalla ocupa en ella un lugar central. Grupos como Bling Guardian, Black Sabbatt, Judas Priest o Dark Moor han hecho sus versiones describiendo el Valhalla, pero también grupos de rock y otros géneros como Led Zeppelin o 30 Seconds to Mars.

En 1979 el dibujante Peter Madsen ideó la serie de cómics Valhalla, cuya base son los textos de la Edda poética y tiene como protagonista a los dioses Aesir, sobre todo a Odín y a sus hijos Thor y Loki. Inspirada en las páginas del cómic se estrenó una película danesa, en 1987.

Valhalla ha sido tomado también como topográfico para varios lugares, sobre todo en Estados Unidos.