Las Valkirias recogen el alma de los guerreros muertos heroicamente en la batalla | Groundstore

 

En el marco mental de los pueblos vikingos, la única forma de acceder al paraíso de los dioses es obtener una muerte digna en la batalla. Las Valkirias son las diosas guerreras vikingas que el dios Odín selecciona personalmente para que hagan de conexión entre ambos mundos: después de las batallas, descienden con sus caballos voladores para recoger el alma de los héroes y llevarlos al Valhalla.

¿Qué son las Valkirias en la mitología nórdica?

Entre los seres mitológicos femeninos de los vikingos, las Valkirias son sin duda las más conocidas, tanto por su papel como súbditas del dios Odín que llevan los héroes muertos al Valhalla como por su fascinante imagen de guerreras vírgenes.

Teniendo en cuenta la fascinación de los pueblos vikingos por la muerte, al creer que una muerte heroica en la batalla les daba acceso al salón del paraíso y lo cual explica su éxito como conquistadores, la figura de las Valkirias como sirvientas de Odín encargadas de llevar las almas de los guerreros muertos al Valhalla les otorga una enorme popularidad.

En la mitología nórdica las Valkirias son diosas seleccionadas por el propio dios Odín, pero a la vez con guerreras y se representan con una fuerte musculatura, ojos grandes y azules, larga melena rubia y casco de guerra con cuernos. Encarnación de la amazona clásica, las Valkirias van a lomos de caballos voladores y poseen una fuerza sobrehumana y una notable agilidad.

Las valkirias, fuertes, de ojos azules y cabellos rubios, van a lomos de caballos voladores | MCS

 

Por su cometido, son las únicas divinidades que conectan el mundo terrenal de los hombres con el universo de los dioses. En el mundo de los vivos, descienden para recoger el alma de los muertos, y en el mundo de los dioses, cuidan a los recién llegados, para sanar sus heridas y recomponer su espíritu a través de los banquetes y la bebida hidromiel.

Brunilda, la reina de las Valkirias

De entre todas las diosas nórdicas y las valkirias vikingas, Brunilda es la principal doncella escudera (skjaldmö) y la principal sirviente de Odín. Inspirada en la princesa visigoda Brunegilda de Austrasia, que reinó en el territorio de la actual Alemania central en el siglo VII, la Edda poética le otorga el papel de Brunilda como reina de las Valkirias.

Brunilda es la hija de Budli, uno de los principales reyes legendarios de la saga escandinava, y fue escogida como doncella escudera y seleccionada como valkiria por Odín. Este la envió a decidir la lucha entre dos reyes, pero al escoger el bando equivocado fue castigada por los dioses y condenada a dormir en un castillo hasta ser rescatada.

En el Cantar de los Nibelungos, composición épica medieval, el héroe Sigurd llega hasta Brunilda y la rescata y le promete volver para casarse con ella. Sin embargo Sigurd se une con Krimilda, hermana del rey Gunther de Borgoña, con quien Brunilda se casa engañada. Al descubrir la treta, Brunilda mata a Sigurd, pero presa del remordimiento se suicida, y desde entonces su cuerpo descansa junto al de su amado.     

En la mitología nórdica Brunilda dirige un ejército de valkiria, que varía en número en función de la narración. En una de las más famosas, el Hakonarmál, el rey Haakon el bueno, hijo del monarca inglés Athelstan, es asesinado por los hijos de Gunnhild, madre de reyes. Odín envía a las valkirias Göndul y Skögul para que le conduzcan al Valhalla.

Según la narración, son doncellas guerreras dignas y nobles, armadas de punta en blanco y que a lomos de su caballo el Padre de los Dioses “envió a elegir un campeón regio, de linage Yngvi, que entrase al servicio de Odín, valiente en el Valhalla”. Estas custodian al héroe noruego hasta el salón del paraíso, donde se verá con Odín.

La Cabalgata de las Valkirias, de Richard Wagner

Entre 1848 y 1874 el genio alemán Richard Wagner se inspiró en la saga islandesa de los mitos nórdicos y la composición medieval Cantar de los nibelungos para crear uno de los mayores monumentos de la música clásica, las cuatro óperas que forman el conjunto Der Ring des Nibelungen (“El anillo del nibelungo”).

 

La segunda ópera, conocida como La Valkiria, incluye como preludio del tercer acto una pieza de unos cinco minutos que se ha convertido en una de las más conocidas de la historia de la música clásica, y que con el nombre de La cabalgata de las Valkirias, estalla en una secuencia heroica y romántica de vientos con la profusión pasional de los cobres.

Desde su estreno en Munich, el 26 de junio de 1870, y sobre todo la majestuosidad electrizante de La Cabalgata de las Valkirias, la segunda ópera de la tetralogía se convirtió en la más popular y la más reproducida, de modo que a menudo se representaba separada de las demás. No tardó en adquirir la misma gloria que trataba de reproducir.

Tanto es así que en las décadas venideras, esta pieza sería utilizada en famosas películas como Ocho y medio de Federico Fellini o Apocalypse Now de Francis Ford Coppola.

¿En qué se inspiró Wagner? La Valkiria es la ópera en la que el genio alemán quiere reflejar la oposición entre los hombres y los dioses, para lo cual utiliza la figura de las valkirias, esas guerreras vírgenes que bajo las órdenes de Odín descienden al campo de batalla para llevar las almas de los héroes caídos hasta el Valhalla.

De hecho, la ópera se sitúa justo después de una gran batalla y narra el viaje de las valkirias al paraíso de los vikingos, para entregar las almas guerras al dios Odín. El momento épico llega con La Cabalgata de las Valkirias, donde la orquestación ligera en los vientos y sus efectos sugieren las nubes de polvo y los dorados cabellos mecidos por el viento, mientras los violines y los cobres marcaron el ritmo incesante de los caballos.    

Como resultado queda para la historia esta composición cuya fuerza sobrenatural fue utilizada, por ejemplo, por los paracaidistas británicos como marcha rápida, o, de una forma más oscura, como introducción en los mítines de Hitler y en sus apariciones públicas.

Las Valkirias en la cultura popular: de Marvel a Operación Valkiria

En diciembre de 1970, en el número 83 de la revista de historietas The Avengers, el personaje de ficción creado por Roy Thomas y John Buscema y llamado Valkiria entró a formar parte del amplio elenco de personajes de la mitología nórdica utilizada por Marvel Comics para inspirar superhéroes con poderes sobrenaturales.

En este caso, Valkiria está directamente inspirada en la figura de la valkiria Brunilda y es, en realidad, una divinidad que posee el cuerpo de la mortal Samantha Parrington y le otorga los poderes de la guerrera de Odín. Gracias a esas nuevas habilidades, por ejemplo, se enfrenta a Hulk en el número 142 de The Incredible Hulk, publicado en 1971.

Como superhéroe Valkiria es la más fuerte de todas las valkirias, con una gran resistencia a las enfermedades y a las heridas y una sorprendente longevidad. Tiene como habilidad la capacidad de predecir la muerte de los demás, y ha sido entrenada para luchar con espada y montar a caballo, siendo la guerrera más eficaz de las mujeres asgardianas.

Se la suele representar con dos armas principales, una espada llamada Colmillo de Dragón y una lanza de hierro sin nombre. Con la popularización de los personajes de Marvel en las sagas cinematográficas recientes, Valkiria fue interpretada por la actriz Tessa Thompson en Thor: Ragnarök (2017), y aparece también aunque de forma indirecta en Los Vengadores: Infinity War (2018).  

Tessa Thompson encarna a Valkiria en la saga de Marvel en el cine | Marvel
 

En la cultura popular las Valkirias han trascendido también por haber dado nombre a la operación para matar a Hitler, una historia real que fue llevada a la ficción en la película dirigida por Bryan Singer en 2008 y protagonizada por Tom Cruise.

El 20 de julio de 1944 el general alemán Claus von Stauffenberg ejecutó un atentado fallido para asesinar a Hitler, en el plan conocido como Operación Valkiria como parte de un golpe de estado de algunos oficiales de la Wehrmacht. La bomba que estalló en el cuartel general de Hitler mientras estaba reunido con sus generales solo le causó heridas leves.

En la película se narran los hechos con todo detalle, y Tom Cruise da vida al general Claus von Stauffenberg, mientras que David Bamber hace de Hitler. En todo caso, ¿estaría en general Stauffenberg pensando en la música de Wagner cuando planeó el atentado?