Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Rubí: significado, propiedades curativas y usos en gemoterapia

Descubre para qué es beneficioso el rubí y cómo utilizarlo
Rubí: significado, propiedades curativas y usos en gemoterapia | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

El rubí es una de las piedras preciosas más deseadas del mundo, sinónimo de elegancia, y de un hermoso color carmesí; no obstante, el nombre de esta gema provienen del latín, derivado de rubeus, que significa rojo.

A continuación desarrollaremos la importancia de esta piedra mágica en la gemología, qué poderes se le atribuyen en la gemoterapia, o para qué chakras es buena, entre otros datos y curiosidades.

Rubí: significado en gemología

Comencemos este monográfico sobre el rubí centrándonos en su hermoso color. Su color rojo viene dado por la presencia de átomos de cromo en su composición química, aunque también hay rubíes tirando marrón, debido a la presencia de hierro. De todos los tonos, el más deseado es el conocido como “rubí sangre de paloma” o “sangre de pichón”, que es un un rojo franco con un toque de azul. Es un tipo específico de corindón, como otras piedras preciosas como el zafiro.

Su brillo es vidrioso, grasoso, mate, y es transparente a translúcido, y podemos afirmar que el rubí es un mineral muy raro porque puede ser de origen magmático o, lo más frecuente, metamórfico, es decir que resulta de la modificación de rocas preexistentes bajo el efecto del calor y las fuertes presiones. Su apariencia requiere la presencia de aluminio, sílice y un poco de cromo para el color como hemos citado anteriormente.

En la actualidad, la gran mayoría de los rubíes proceden de Birmania, y se calcula que podría ser alrededor del 90% de los que se exportan. Se trata de piezas de una calidad excepcional y tienen hermosos tonos, que lo hacen muy codiciados. Otros puntos donde podemos encontrar yacimientos de rubíes son Sri Lanka y Tailandia, y también hay depósitos en África, América y Australia.

Propiedades curativas del rubí y sus usos en gemoterapia

A lo largo de los siglos -se conoce desde 700 años antes del nacimiento de Cristo- a los rubíes se le han atribuido poderes mágicos y especiales. Los islamistas, por ejemplo, creían que hacía invisible a quien lo usase, y también lo empleaban para protegerse de heridas. Y como sucede con muchas piedras transparentes, el rubí se empleó para adivinar el futuro. En China era la ofrenda favorita para Buda, y para Krishna en India. También era una piedra preciosa muy deseada por griegos y romanos, y se menciona en el Antiguo Testamento de la biblia, en el Libro de Isaías.

Ahora nos centraremos en el poder del rubí en la gemoterapia, la medicina alternativa que observa el impacto de las piedras mágicas, cristales y minerales en nuestro cuerpo.

Según este ancestral conocimiento (que no sustituye el diagnóstico de un doctor) el rubí mejoraría la inteligencia, la confianza en sí mismo y mejoraría la energía y el calor corporal. Relacionado con lo anterior, se dice que en caso de anorexia aumentaría el apetito, así como haría más leves los problemas del corazón. De hecho,

Dentro de nuestro domicilio, en las esquinas de las habitaciones, un cristal de rubí nos protegerá contra las malas vibraciones. Si tenemos jardín, la creencia afirma podría evitar que un rayo caiga sobre un árbol si hay un rubí enterrado a sus pies.

¿Cómo limpiar el rubí?

Se dice que el rubí se pone más oscuro cuando un evento desafortunado ocurre en la vida de su dueño, y sería debido a un cambio químico en la piel que afectaría el color de la piedra cuando llega un peligro. Además, ya sabemos que cuanto más pequeña sea una piedra, antes se cargará de las malas energías que habría absorbido a nuestro alrededor.

Por ello, es necesario limpiar el rubí para purificarlo y que pueda cedernos todo su poder. Y en este caso es bastante sencillo, bastaría colocarla en un recipiente con agua destilada con sal, y a continuación la cargamos a la luz solar, o la depositamos en un cúmulo de cuarzo.

El rubí y los Chakras

El rubí es una piedra fundamentalmente materialista que se aplica al Chakra de la base, el primero, y su poder te hace amar la vida. Este punto energético lo encontramos en la zona del perineo. Si situamos una de estas piedras mágicas en el cuarto Chakra, el del corazón, nos ayudaría a tomar decisiones acertadas y sana las penas que se encuentran dentro del mismo.

Por otro lado, tenemos que destacar que el rubí no es adecuado para personas autoritarias o que viven constantemente enojadas (y que a menudo se sienten atraídas por él).

¿Para qué signos del zodiaco es adecuado el rubí?

El rubí es la piedra asociada con el signo de Leo, que abarca a los nacidos entre el 22 de julio y el 23 de agosto. Su color extravagante refleja el carácter conquistador, apasionado y orgulloso de los nativos del león. En el horóscopo occidental también se le atribuye protección a Aries.

Si nos vamos hasta la astrología china, sería la piedra protectora del Perro y simbolizaría el coraje, la victoria, el amor y la felicidad.

Así, si tenemos una amistad con algún nativo de Leo o Aries, o que su signo del horóscopo chino es el perro podríamos regalarle un rubí de buena gana en un colgante o unos pendientes… Si no fuese porque es una de las gemas más raras y caras, más que los diamantes, y en especial, los que tienen un rojo más puro son extremadamente difíciles de encontrar.

Algunas curiosidades sobre el rubí.

En la antigüedad muchas piedras fueron confundidas con el rubí. Los hindúes y birmanos han tenido durante mucho tiempo la creencia de que los zafiros transparentes o de color rosa eran rubíes que aún no estaban maduros. También se confundió durante mucho tiempo con la espinela roja y el granate.

De hecho, en el siglo XIX se descubrió que el presunto rubí (conocido como “rubí del Príncipe Negro”) engastado en la corona del rey de Inglaterra era en realidad una espinela.

Entre los apodos que recibe la piedra mágica de rubí está el de la piedra de la vida, así como la piedra del amor.