La predicción de Sagitario según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Los excesos amenazan con quebrar la tranquilidad que habías conseguido esos últimos días, porque parece que últimamente has olvidado la necesidad de vivir en equilibrio y todo se te presenta como blanco o negro. O la euforia o la depresión, o la indiferencia o la pasión.

Encuentra el punto medio que te servirá para exprimir de cada persona y cada experiencia el máximo, para que cada nueva situación sea una lección de vida que puedas experimentar con plenitud. 

De lo contrario, los excesos pueden hacerte decir cosas inapropiadas o tomar decisiones muy radicales que, aunque no sea tu voluntad, acaben dañando a gente de tu entorno o sean interpretados de forma negativa.

Dinero

Las vacaciones pueden ser un buen momento para recapitular sobre tu economía, hacer balance de los aciertos y los errores sin ningún tipo de intención de enjuiciarte, sino de mejorar. Hay algunas cuestiones nada baladís que tienes que empezar a pensar y relfexionar, para sacar conclusiones.

También tendrás hoy que lidiar con determinadas tentaciones que ponien en riesgo los ingresos más recientes. Tienes que aprender a equilibrar el gasto con la resolución de tus necesidades o tus deseos: puedes disponer de lo que necesitas tratando de gastar lo mínimo.

No tienes que renunicar a nada, Sagitario. Pero ahora que vienen unas fiestas tan especiales, quizá sería bueno recordarte la importancia de las cosas que no se pueden comprar.

Salud

Las confluencias astrales y tu situación personal hacen que estos días estés tratando de expulsar de tu cuerpo el estrés y la ansiedad a través de emociones radicales y acciones extremas. En el amor, por ejemplo, tienes más despierto que nunca el instinto sexual.

Más allá de que en tu relación de pareja esto pueda producir algunos desequilibrios, a nivel físico cualquier cosa llevada al extremo es negativa, y esa obsesión repentina por el sexo puede generarte algunos desajustes.

Lo importante es que aprendas a regular esa parte de tus deseos sin la necesidad de renunciar a ellos. Por ejemplo, durante la jornada de hoy, intenta controlar tus pasiones más instintivas y limitarlas a algunos actos esporádicos en los que puedas vertir toda esa pasión.