Desde que en la Navidad de 1975, el cineasta Steven Spielberg estrenase la película ‘Tiburón’, muchas son las personas que han sentido miedo por este gran mamífero marino que acechaba a los bañistas de la hasta entonces pacífica Amity Island. Por este éxito de taquilla (así como otros posteriores que emulaban su fórmula) el tiburón tiene mala prensa, y tiene fama de ser un asesino en serie casi, un depredador del mar.

De todas formas, el tiburón no siempre ha sido mostrado como un animal feroz, enemigo del ser humano. De hecho, muchas especies de tiburones son pescados para el consumo humano, ya sea para comerlo en filetes, o incluso en caldos, como la famosa sopa de aleta de tiburón que se consume en China.

De hecho, originalmente, el tiburón se asociaba simbólicamente a la protección y a la sabiduría, al espíritu del agua, una guía (si bien, en Japón, sí estaba asociado al terror).

Sirvan estos datos curiosos como introducción para el siguiente análisis sobre qué significa soñar con tiburones, y qué mensajes tienen que darnos la presencia de estos escualos cuando se cuelan en nuestra mente mientras estamos descansando.

Diccionario de sueños: ¿Qué significa soñar con tiburones?

Dentro de tus sueños, los tiburones aparecerá en alguna que otra ocasión, y puede que te causen terror, que te encuentren en brazos de Morfeo para sacar a tu alrededor su lado más fiero y peligroso, quizá impredecible.

El Diccionario de Sueños revela que el tiburón puede ser un reflejo de sentimientos que se quedan arrinconados en el estómago, como pudieran ser el ansia de deseos, apetitos primitivos, o quizá ansias de supervivencia. Como si tu consciencia estuviese amenazada por uno de estos escualos, que también reflejan el lado feroz y cruel que todos tenemos, el lado oscuro que intentamos ocultar para hacer del mundo un lugar más bello y mejor.

En este sentido, soñar con tiburones refleja que tenemos sentimientos de brutalidad, de ira. Que el periodo actual de nuestra vida no es el mejor precisamente, y que nos podemos encontrar bajo la amenaza de factores que no podemos o no sabemos controlar o medir.

El animal marino igualmente puede representar a una persona que está a nuestro alrededor, y que se comporta con nosotros de un modo deshonesto, que no va de frente y que quiere en definitiva causarnos el mal, o arrebatarnos aquello que nos pertenece o que nos hemos ganado. Un enemigo que permanece oculto entre las sombras.

 

  • NOVEDAD Y GRATIS: Recibe en tu teléono móvil tu Horóscopo diario. ¡Pincha aquí!

 

Soñar con tiburones: Variantes de este tipo de sueño

Recordemos que los sueños y sus interpretaciones dependen de cada uno de nosotros, de nuestras experiencias actuales y presentes, de nuestras esperanzas del futuro, las emociones que anidan en nuestro ser.

Por eso, el Diccionario de Sueños apunta variantes sobre soñar con tiburones según sea nuestra interacción con él, si el mamífero se muestra agresivo o pasivo, si intenta atacarnos y si lo consigue, entre otros puntos.

¿Qué significa soñar con tiburones? | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

Soñar con el ataque de tiburón

Este sueño revela que estás buscando recuperar tu independencia a cualquier costo. Hay algo que te tiene atado y necesitas liberarte de dichas responsabilidades. Este sueño puede ser un aviso premonitorio de un peligro real que tendrás que esquivar si no quieres condenarte.

Soñar con un tiburón que se come un pez

Igual lo que ves en tu subconsciente no es un tiburón que te acecha como víctima, sino que lo que hace dicho escualo es comerse un pez. Si esto es lo que percibes al soñar con tiburones, el Diccionario de Sueños nos cuenta cómo nos enfrentamos a nuestros impulsos de supervivencia que amenazan nuestra conciencia.

Y es que quizá todavía no hemos explorado todos los caminos que hay en nuestra evolución, en ese proceso que nos lleva desde la infancia hasta la etapa adulta, y lo mismo hay impulsos que tienen que salir a la superficie (aunque para algunos puedan ser vistos los mismos como devoradores).

Soñar tiburón y ver a una persona muerta

En el caso de que la víctima del tiburón no seas tú, sino otro hombre o mujer, indica que en tu vida hay una etapa complicada, en la que hay amenazas, pero en la que todo mejorará significativamente.

Soñar con capturar un tiburón blanco

El mensaje en ese sentido es claro: tus aliados se convertirán en tus oponentes. Algo que entronca con la simbología ya expuesta de que el tiburón es un enemigo en la sombra, alguien que está disfrazado de buenas intenciones pero que no está dispuestos a apoyarte precisamente. También puede significar la llegada de malas noticias.

Soñar con un tiburón muerto

¿El fiero rey de los mares aparece sin vida dentro de tus sueños? Esto es una buena señal, y vaticina que una mala situación mejorará cada vez más.

Soñar con un tiburón al que puedes domar

Si el tiburón te obedece dentro de tus sueños, y consigues que siga las instrucciones que le dictas, significa que quieres conocerte mejor. Explorar lo que hay dentro de ti, ya sea bueno o no.

Soñar que nadas entre tiburones

Has logrado dominar tus emociones, incluso las más intensas. Has conseguido, por así decirlo, domesticarte a ti mismo, y esto augura la llegada de éxitos y satisfacciones.

Conclusión: si sueñas con tiburones presta atención a tu futuro legado

Todo lo expuesto nos hace pensar en cómo los tiburones están muy relacionados con nuestro legado, aquello que dejaremos en la tierra. Y para que el día de mañana sea lúcido debemos quitarnos a las personas tóxicas de cerca, y confiar nuestros intereses a personas experimentadas y con buenas intenciones.

No dejes que los escualos te acorralen en la vida real, tal como podrían hacerlo en tus sueños, porque lo mismo en estos momentos estamos siendo atacados injustamente, alguien está tratando de quitarnos algo que nos pertenece, y los tiburones nos están avisando al respecto.

Por último, ten presente un dato: que el tiburón también simboliza los peligros del inconsciente, incluso los que proceden de un pasado lejano que a veces damos por enterrado. Sin embargo, ese pasado sabes que emerge periódicamente a la superficie, y que cuando sube puede hacernos comportarnos de manera irracional.