Arcano del día – El Diablo (XV): Significado de las cartas del tarot | Isabel de León

 

El arcano del día, El Diablo (XV)causa impresión entre los aprendices del tarot, pero como siempre, no existen cartas buenas o malas, ¡depende de su interpretación! No olvidemos que en un principio este ser fue el ángel caído al que dios expulsó del paraíso…

Si el Papa indicaba un puente hacia las alturas espirituales, el Diablo aparece como un tentador que muestra la vía hacia las profundidades del ser.

En la mentalidad popular, el Diablo evoca el dinero, tienta a los humanos con un contrato prometedor y es el que requiere nuestras almas, ¿Pero qué otros significados esconde en una lectura de cartas? Todos los misterios de este perturbador arcano te serán desvelados aquí.

Arcano del día – El Diablo (XV): Características generales

En la imagen podemos ver representado un ser andrógino, con pechos de mujer y genitales masculinos. La sexualidad cobra protagonismo en esta figura más que en ningún otro arcano del tarot.

Arcano del día – El Diablo (XV): Significado de las cartas del tarot | Isabel de León

 

En su mano izquierda sostiene una espada blanca con la punta en alto y la mano derecha muestra unas garras… Este ser se vale de todo su arsenalpara conseguir sus fines.  Tanto de la razón, asociada a la manufactura de armas y herramientas, como de los instintos más básicos, representados por esa garra animalesca.

Su expresión facial es ambigua: sugiere, por una parte, una profunda concentración y, por otra, una mueca infantil. Podría decirse que al atravesar la capa de miedo popular que inspira, nos recuerda de este modo que no es sino una caricatura. El diablo no oculta nada, se muestra totalmente desprovisto de hipocresía. Somos las personas las que nos empeñamos en no aceptar la parte más oscura de nosotros mismos.

Por último, llaman la atención los dos personajes tienen los pies a modo de raíces que se hunden en la negrura del suelo. Se han visto reducidos a sus rasgos más primarios, por eso se les representa con características animales. Son dos seres que están atados entre sí por su deseo, pero también arraigados en el origen profundo (el suelo negro) y convertidos así en servidores de la creatividad andrógina de El Diablo.

¿Qué significa El Diablo en el tarot?

El Diablo representa nuestros instintos sacados a la luz, los deseos y la voluntad de dominación. En cada uno de nosotros dormita este tipo de poder oculto y de nosotros depende cómo usar esa energía. ¡Ya sea para el bien o para el mal!

Tradicionalmente se ha asociado a esta carta con la magia negra, con la subordinación, a la devastación y a la fatal caída. Pero también nos señala las pruebas misteriosas de la vida a través de las cuáles aumentamos nuestro poder personal, sin necesariamente hacer daño a nadie.

Es el principio de la vitalidad física, de los sentidos físicos y ocultos. Cuando aparece, lo más probable es que muy pronto tengamos sexo, dinero o poder a raudales. No es una carta que se pueda ignorar en una tirada, pues hace referencia a todo lo que a los humanos nos importa a nivel sensorial y nos hace desvelarnos por las noches. Se potencia nuestra capacidad de persuasión y de seducción. Es la carta de la tentación. Pero no hay mejor manera de deshacerse de la tentación que cediendo a ella.

Esta carta en malas posiciones no presagia nada bueno. Surgen la brutalidad y la violencia, en especial si viene acompañada de La Fuerza, los negocios sucios y los problemas materiales de todo tipo nos salen al paso. Las pasiones destructivas, la cabezonería estéril y peligrosa…

 En una interpretación más avanzada, la posición invertida del arcano indica cierta superación espiritual, el hecho de estar por encima de las banalidades de este mundo. La liberación de la esclavitud que a veces supone la carne. Se claudica en cierta forma de la naturaleza humana más baja.

¿Cómo interpretar la carta XV?

Esta carta representa a los brujos, a las personas con potencia magnética usada para lo oscuro, como los ladrones o  a las personas con poder y dinero. Hace también referencia a los especuladores, a los ídolos y a la gente del mundo de los deportes así como de la política… Todos ellos con gran capacidad de influir en la realidad de otras personas.

Es claramente la figura genérica a la hora de preguntar por las ganancias materiales. También suele estar asociada a las preguntas que tienen que ver con las aficiones. Las preguntas sobre sexualidad también se ven representadas bajo este arcano.

Las acciones son rápidas y contundentes cuando sale en una tirada de cartas. Al diablo no se le puede engatusar con la promesa de una espera tranquila y nutricia. Se quiere todo y se quiere de inmediato.

Tarot del amor

La pasión está al rojo vivo en cuanto a la pareja. Se disfruta enormemente de los placeres más carnales y la cama se vuelve un espacio creativo en el que se innova sin demasiado esfuerzo. Los gastos sin medida en placeres. La fidelidad está presente, pero a condición de que la pareja sea un fuerte estímulo en el día a día. El sexo se torna una cuestión demasiado importante.

En el lado negativo, existe cierta tendencia a la violencia, o a la perversión. Las mentiras y la manipulación han de ser vigiladas de cerca, así como los chantajes emocionales.

Dinero y trabajo

En dinero y posibilidades laborales, no hay mejor arcano cuando este se encuentra a favor en la tirada. Hay aumentos de sueldo y la voluntad de dominio sobre el entorno profesional se ve cumplida. No obstante, no deja de haber una tendencia a servirse inteligentemente de los demás para llegar a los propios fines.

En sentido negativo, el apetito excesivo por lo material nos lleva a los abusos de poder o a lamentarnos amargamente cuando falte el dinero, lo que  nos impide todo intento de ser felices.

Consultas de salud

Los órganos sexuales son fuente de enfermedades ante la aparición de esta carta. Las hormonas pueden estar alteradas, así como el sueño, que se presenta perturbado.  Los excesos de todas clases son peligrosos.

Bien posicionada, indica una excelente salud sexual que trae el bienestar psicosocial.

El Diablo en el tarot. Tirada de cartas

Si hay que resumir a esta carta, diríamos que nos orienta hacia nuestra naturaleza profunda, nos incita a no enmascararla. La realización consiste en ser lo que se es. 

No obstante, es una energía difícil de dominar, es por eso que su polaridad en una tirada es más bien negativa. Depende de nuestro grado de madurez espiritual que esta carta nos reportará consecuencias positivas.

Este arcano cobra relevancia en las preguntas acerca del futuro, pues esta carta está profundamente relacionada con el progreso y la evolución (material, espiritual, etc.)

El diablo en el pasado

¿Cuál es la pasión que nos mantiene amarrados a día de hoy? ¿Qué deseos sexuales estamos reprimiendo? En sentido negativo, esta carta puede indicar problemas sexuales que venimos arrastrando desde el pasado más antiguo. Existen traumas de los que debemos ocuparnos. El pasado ocupa demasiado espacio en nuestra vida y nos impide acercarnos a la abundancia material.

 El diablo en el presente

Se gana dinero, pero es también bueno plantearse la duda razonable. ¿A quién nos hemos vendido para amansar nuestra fortuna? Porque esta carta aunque indique el triunfo de lo material, siempre nos tiene que impulsar a hacer un examen de conciencia.  No vaya a ser que ese dinero sea la fuente de nuestro malestar de nuestro presente, en lugar de nuestra alegría.

 El diablo en el futuro

¿Qué valores que consideramos negativos en nosotros, debemos mitigar? Pues hasta que no rectifiquemos a nivel moral, se nos hace difícil avanzar hacia nuestro objetivo final. En un futuro se puede ganar una fortuna que nos puede destruir si antes no hacemos un trabajo espiritual previo.

Curiosidades sobre El Diablo, la carta XV de los Arcanos Mayores

El Arcano del Diablo está relacionado con Baphomet, una deidad con cabeza de macho cabrío | Horóscopo Mágico
 
  • El arcano de El Diablo se relaciona con el Baphomet de los Templarios, chivo en la cabeza y en las patas, mujer en los senos y brazos
  • El Rosario está compuesto por 15 grandes cuentas y 15 decenas. Esto nos recuerda que no es posible desarrollar la espiritualidad sin antes partir de una naturaleza humana inferior.
  • El color relacionado con la carta XV es el azul violeta, su nota musical es LA, su letra hebrea es Ayin (que significa “ojo”) y le corresponde Capricornio como signo del zodiaco.