Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

Arcano del día – El Ermitaño (VIIII): Significado de las cartas del tarot

Descubre el significado de nuestro arcano del día: El Ermitaño (VIIII) de las cartas del Tarot
Arcano del día – El Ermitaño (VIIII): Significado de las cartas del tarot | Horóscopo Mágico

 

El arcano número VIIII, El Ermitaño, o también, L’Hermite, según aparece inscrito en el tarot de Marsella,  es el bisabuelo del mago, que ya sabe de qué va la vida y el ritmo de los ciclos. Es la sabiduría y la paciencia por excelencia. Este personaje  ha cosechado todas las experiencias de la vida. Su linterna guía al que acepta avanzar lentamente, pero seguro.

Se distingue de los demás arcanos en que representa un paso hacia lo desconocido. En este sentido, el significado de esta carta representa tanto la máxima sabiduría como un estado de crisis profunda. Está a punto de hallar las grandes verdades de la humanidad.

¿Te ha aparecido El Ermitaño en una tirada de amor, dinero o salud? Aquí puedes encontrar respuesta a todas tus preguntas. El pasado, el presente y el futuro están ahora están en tus manos.

Arcano del día – el Ermitaño (VIIII)

Arcano del día – El Ermitaño (VIIII): Significado de las cartas del tarot | Horóscopo Mágico

 

El conocimiento adquirido por el arcano mayor El Ermitaño permite guiar al alma perdida. El largo manto esconde una gran capacidad de acción controlada y ponderada. El tiempo lleva a cabo su tarea.

La luz que porta puede ser considerada como un símbolo del Conocimiento. La alza, iluminando el pasado como un hombre de experiencia. Esta luz podría ser un conocimiento secreto, reservado a los iniciados, o por el contrario una fuente de sabiduría ofrecida a los discípulos que la buscan. Del mismo modo que la carta contiene una ambivalencia entre acción y recepción, esta luz puede ser activa, como un llamamiento a despertar la consciencia del otro, o receptiva, como un semáforo. Al igual que la Sacerdotisa, el ermitaño es un personaje muy cubierto.

A este hombre asceta le acompaña cierta frialdad, es la soledad interna del iniciado. Las numerosas rayas que sombrean sus ropas pueden interpretarse como la marca de su gran experiencia. Su espalda encorada contiene, concentrada, toda la memoria de su pasado.

En su frente, tres arrugas renuevan el mensaje de actividad mental. Su mirada se pierde en la lejanía.

A la vez pobre y rico, hace un llamamiento a la parte de nosotros que puede ser eterna y nos incita a vivir la crisis con valentía, a avanzar sin saber a dónde vamos, pero siempre hacia dónde.

¿Qué significa el Ermitaño en el tarot?

Bien posicionada, esta carta representa a las crisis positivas. La soledad no se sufre porque es una condición para recibir la guía adecuada desde el interior.

El alma sabe gestionar bien el tiempo y cuándo debe parar. El tiempo hace su labor y aporta soluciones. Después de todas las vivencias, uno adquiere gran prudencia, incluso cierta castidad. Ya se sabe de qué va la atracción y la sexualidad, es momento de dedicar la energía mental a otros asuntos más elevados. Se tiene una visión clara del mundo.

También significa que pasamos por un periodo de estructuración, en el que debemos ser perseverantes y meditativos. Todo ello gracias a la concentración y a la soledad voluntarias, a veces no hay más alternativa que para escucharse a uno mismo, los demás deban atenuarse en nuestras vidas.

En negativo, se cae en las dudas y en la desesperación. Este arcano es bastante amargo. Indica la rigidez, la avaricia, así como una excesiva timidez.

El alcoholismo puede hacer su aparición: ¡la linterna asemeja a una botella! La apariencia exterior causa cierto rechazo, puesto que se tiende a un aspecto más bien anticuado. Se niega la modernidad y con esto surgen problemas. Miedo a la juventud. Hay que trabajar sin falta la expansión de uno mismo y ser más extrovertido. Indica además una soledad que se padece en silencio, sin ser bien recibida.

¿Cómo interpretar la carta VIIII?

Su aparición durante la consulta puede hacer referencia a un padre ausente, taciturno, lejano o desaparecido. Otros personajes a los que puede aludir son: los sabios que llegan a nuestra vida, los terapeutas, las comadronas (con el papa) pues simboliza el alumbramiento, los investigadores, los ancianos o aquellas personas relacionadas con estos o con la muerte.

Remite asimismo, para el consultante, a la soledad interior. Nos señala el lugar secreto y sombrío en que se prepara la mutación espiritual.

El Ermitaño es una figura que hace más lento el ritmo de la tirada. Este arcano aparece en los periodo de la vida en el que la reflexión prevalece sobre la acción. L’Hermit a menudo poco apreciado, cuando está mal colocado es un elemento que frena la evolución.

Tarot del amor

Se busca la soledad activamente y se está mejor en el celibato, esto favorece la pureza y renovación del alma cada cierto tiempo. Así puede surgir el amor desinteresado, platónico, donde la abnegación y el altruismo son los protagonistas. Aparece un maestro o gurú que nos enseña el amor más místico y universal.

En caso de que se tenga pareja, esta puede tener cierta edad y el intercambio es más mental que sexual, muy orientado hacia la filosofía. La relación tiene “calidad”, antes que “cantidad” Existe un deseo de seriedad y de duración de la relación. Y la sexualidad, de estar presente, es razonable pero algo carente de deseo.

En sentido negativo, se tiene miedo al sexo opuesto, se es tímido o se tiene poco deseo. La impotencia es otro de los problemas que aborda este arcano en mala posición, la falta de comunicación externa, el parto difícil (con la papisa), o incluso cierta tendencia a huir de la realidad. Los sentimientos permanecen escondidos, aunque se tengan. Como la apariencia exterior es desaliñada, resulta muy difícil conquistar y seducir…

Tarot del trabajo y del dinero

La paciencia y la perseverancia son fundamentales, y por suerte, contamos con ellas. El ermitaño puede representar igualmente la jubilación. En el trabajo, se aprecia la seriedad y discreción, así como la experiencia. El consejo del arcano VIIII es el de salir de la concha y darse a conocer en el mercado laboral. El desarrollo es lento pero es coronado con el éxito.

En negativo, nos indica un periodo de estancamiento, el temor, la timidez, y poca sociabilidad. El desempleo nos puede provocar el miedo a no poder encontrar otro trabajo, y con esta cerrazón, hay que combatir la angustia para poder enfrentarse al mundo.

En materia económica, en positivo, indica una economía estable, aunque más por realizar pocos gastos que por recibir un ingreso adecuado.

En negativo o invertida, se atraviesan grandes dificultades financieras y a menudo se está solo ante ellas. La avaricia también puede estar presente y es difícil saber cuánto dinero tiene la pareja, es bastante hermética.

Tarot de la salud

Cuando se consulta por la salud, estar carta indica el envejecimiento del cuerpo o la posible existencia de problemas óseos, asociada con El Emperador, sobre todo de la espalda. Hay dificultad en la marcha, la digestión o la sordera.

El Ermitaño en el tarot. Tirada de cartas

Arcano del día – El Ermitaño (VIIII): Significado de las cartas del tarot | Horóscopo Mágico

 

En la crisis, el Ermitaño puede tanto renovarse como morir. Es una carta con una polaridad negativa, que invita a la reflexión, así que su aparición no va a significar de primeras que se cumplen nuestros planes sino que nos replanteemos cómo estamos dirimiendo las cuestiones. Es una carta perfecta para abordar las cuestiones del pasado, así hagamos una pregunta acerca del presente o del futuro.

El ermitaño en el pasado

A veces ir hacia atrás es necesario para avanzar. Es ir de espaldas hacia el futuro también es vivir pensando en el mañana. Es el momento de recordar cómo éranos en el pasado, o rescatar aquellas problemáticas que están sin resolver.

El ermitaño en el presente

Cuando este arcano aparece, es el momento de considerar lo que está terminado o debe terminar. Tenemos que dedicarnos a buscar lo que es importante para nuestra vida y su sentido. En una pregunta planteada en el presente, indica que ahora se pueden abordar  en terapia los problemas psicológicos. Se puede iniciar un trabajo de duelo afectivo o material que estábamos posponiendo.

Anuncia además lentitud y paciencia en el desarrollo de los hechos. ¿A qué lentitud y a qué clase de paciencia nos enfrentamos? Esa es la pregunta que plantea este arcano mayor.

El ermitaño en el futuro

Ir hacia el futuro sin saber adónde se va. Se tienen muy presente los hechos del pasado y son estos los que han condicionado ese camino que  nos hemos trazado hacia el mañana, sin lugar a equívoco o engaño. Existe además cierto retraso en que nuestros deseos se cumplan. Sin embargo, se gestan los acontecimientos con gran seguridad.

Cuando forma buenos aspectos en una tirada de cartas es una garantía de seriedad y de realización futura. El ser humano nunca domina del todo su vida; hay que aceptarlo.

Curiosidades sobre El ermitaño, la carta VIIII de los Arcanos Mayores

  • Al Ermitaño le corresponde el planeta Saturno. Según la mitología, Saturno es el dios de las cosechas, las cuáles necesitan del paso de las estaciones para prosperar… Es por eso que también se le conoce como el dios del tiempo.
  • El número 9 anuncia a la vez un final y un comienzo Los Evangelios nos enseñan que Jesús fue crucificado a la tercera hora, empezó su agonía a la sexta hora y expiró a la novena hora. El Ermitaño termina activamente su relación con el antiguo mundo y se vuelve receptivo a un futuro que ni domina ni conoce.
  • Tiene correspondencia con el signo de Virgo, con la nota musical es FA y su color, el amarillo verdoso. Su letra hebrea es Yod y le corresponde el sendero 20 del árbol de la vida. Se le asocia además la estación del invierno