Horóscopo Mágico

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@diarioespana.com

Lee la predicción diaria de Horóscopo Mágico para Tauro de este miércoles 18 de julio

Descubre la predicción para hoy miércoles 18 de julio
La predicción de Tauro según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

Sentimentalmente los astros te invitan a renovarte, y a que lo hagas siguiendo fieramente tu intuición.

Sabes de sobra que para ti, Tauro, una relación debe estar inspirada y cruzada por un espíritu de constante progresión y cambio. En la que no haya ningún tipo de estancamiento.

Tu peculiar y único sentido del humor te ayuda a superar las pequeñas pruebas del corazón en este día, en el que tu cónyuge tiene una gran sensibilidad social, y en la que parece que se preocupa más de los demás que de ti.

Sabes que eso no es cierto, pero llegarás a sufrir algún que otro tipo de celos al respecto.

Aprende a quitarte de encima este sentimiento, y si no puedes, al menos, haz que no se note que los padeces.

Dinero

Notas que desde hace un tiempo, te has dejado llevar por los acontecimientos. ¡Pero todo eso se acabó! Es hora de poner punto y final a los excesos.

Bajo el ímpetu de Urano, encontrarás todo tu espíritu de lucha y tu espíritu de iniciativa para cerrar el grifo de gastos de lo más superfluos.

Grandes eventos positivos sucederán pronto, pero tendrás que poner de tu parte para que se lleven a cabo.

Las estrellas te prodigarán amabilidad y solicitud en asuntos de dinero, y lograrás cerrar acuerdos interesantes que tendrán una notable repercusión en tus arcas, aunque no de manera automática.

Algunos colegas intentarán empañar tu imagen profesional, desconfía mucho de todo el mundo, incluso de gente por la que pondrías la mano en el fuego.

Salud

Controla mejor tu tiempo, porque pierdes calidad de vida desperdiciando horas con asuntos baladíes como las redes sociales o algunos hábitos que pueden considerarse de ocio, como pueda ser el jugar a videojuegos o similares.

No puedes permitir que prevalezcan ese tipo de actividades frente a otros intereses vitales y de lo más cotidianos, como pueda ser ir a la compra o tantos otros asuntos.

Tampoco es para que te lleves las manos de la cabeza; el problema, quizá, proyecta una sombra de mayor tamaño del que realmente quiere. Pero hay que darle su importancia justa.