La predicción de tu signo según los astros | HoróscopoMágico.com

 

Amor

¡Aquí hay un cóctel energético planetario que pondrá del revés el amor de Tauro! Y en esta semana el soltero para enamorarse, probablemente esperará un poco más.

Los platos que más ricos saben son los que se hacen a fuego lento, y a ti la sopa fría no te hace ninguna gracia, al menos de momento. Que eso no significa que mientras llega el plato principal te puedas divertir con algunos entrantes o entremeses.

Como pareja, una cosa es cierta: serás tú quien tomarás la iniciativa. ¡El entrenamiento de tu cónyuge en nuevos proyectos le tendrá distraído!

Que si la rutina, que si el trabajo, que si el papa de Roma diciendo misa, ¡cualquier excusa será buena para que seas tú quien tire de la mula hacia adelante! Al menos, lo llevarás a cabo con gusto, si bien más adelante preferirás ejecutar algunos ajustes para que la máquina del amor funcione mejor.

 

 

Dinero

La gran parte de los días de la semana se verán con un lado muy positivo para el trabajo, realizarás muchos proyectos y no estarás insatisfecho con tu eficiencia. No obstante, eres una persona que busca la perfección, y a veces, además, te crees más rápido que tus propios pies.

Así, puedes alguna vez sentirte frustrado si llegas hasta el 10, pero tú esperabas que al finalizar la jornada haber logrado superar el 12. ¡Si logras el sobresaliente, sé realista y no quieras ir más allá, Tauro! Porque si no puedes volverte un tanto loco.

El planeta Mercurio favorece el comercio, y también las negociaciones en los bancos para lograr buenas cantidades de préstamo, si te hace falta, con intereses razonables.

Salud

Juega con los límites establecidos y no te vuelvas inflexible; sobre todo porque sin que sea una causa de riesgo, tendrás que adaptar a tu práctica deportiva. A un ritmo más moderado, probablemente.

Recuerda que los músculos en acción durante la actividad física intensa consumen una mayor cantidad de oxígeno, así que si tienes problemas respiratorios (quizá por una alergia) no te metas en entrenamientos extremos.

Si estás embarazada, no te preocupes porque podrás seguir haciendo actividades, no tendrás que ser un sujeto pasivo. Solo hay que descartar las artes marciales y los deportes en los que una pelota tenga protagonismo, como el fútbol o el baloncesto.