Amor

El potencial de tus acciones es notable y logrará mejorar las condiciones de tu historia de amor. Te mantienes receptivo a las necesidades de tu pareja, aunque quizá para ello necesites un poco más de oxígeno.

Podrás asumir tus responsabilidades dentro de tu hogar, algo que resulta tranquilizador para tu compañero; no obstante, que no te tiemble la voz si necesitas pedir ayuda. Deja tu orgullo a un lado.

En las relaciones marcadas por la crisis, la situación está mejorando claramente, los lazos se están consolidando y las viejas reglas dan paso a otras nuevas, que no serán mejores ni peores, simplemente, distintas.

El soltero sentirá una gran atracción por alguien que ha aparecido recientemente en su entorno, pero no te fíes de todas sus intenciones. Oculta algunos intereses, quizá económicos, Tauro.

 

 

Dinero

En otra época has caído en las redes de algunos encantadores de serpientes, que con sus cuentos te invitaron a confiarles tu dinero con la promesa de riquezas que nunca llegaron.

Por eso, esta semana tendrás un espíritu más conservador, en el que desconfiarás de todos y de todo, y solo apostarás por inversiones que se asienten en pruebas nítidas. No comprarás discursos que no sean sólidos, y te alejarás de sectores que te parecen demasiado novedosos.

En el ambiente laboral debes ser más valiente. El miedo a cometer fallos y a ser señalado te impide crecer al ritmo que deberías. Te falta objetividad, y no sabes de qué manera encontrarla. Además, los consejos que hay a tu alrededor no son los mejores.

Salud

El Horóscopo Mágico te obliga a tomar decisiones vinculadas a tu bienestar, y quizá no estás listo para hacerlo, pero no tendrás más remedio. Tu futuro se ve bastante bien porque los astros te iluminarán el camino.

Serás una persona valorada por las amistades, darás buenos consejos, aunque luego tú no nos lleves a la práctica. Igual necesitas ver cómo otros tropiezan para darte cuenta de qué es lo que debes corregir de una vez por todas.

Los deportes que lleves a cabo, que sean suaves. Para entrenamientos de alto rendimiento, cuenta siempre con un monitor cerca, que te diga cómo actuar para no lesionarte (algo que eres vulnerable).