Amor

El contexto de este inicio de semana favorece tus desafíos y tus problemas emocionales. El cielo le da luz verde a todas sus intenciones más francas en materia del amor, las que son más legítimas.

Como nativo de Tauro y soltero, estás rebosante de ego y tienes ganas de conquista, de entregar energía constructiva.

Por caprichos del destino, puedes acabar teniendo una conversación interesante con alguien con quien tienes muchos contactos en común. ¡Buena forma pues de comenzar una relación apasionada!

Como pareja, no relajes tus esfuerzos para concretar tus aspiraciones emocionales. Estás más decidido que nunca a dar un paso adelante, como por ejemplo, pedir matrimonio a tu pareja. ¿Qué te impide hacerlo? ¡Solo necesitas un anillo, y por puro simbolismo!

 

 

Dinero

Caminas con el pie incorrecto en el sector de tu dinero. Saltarán alarmas por doquier que te dirán que estás buscando beneficios en el camino equivocado, que debes ir hacia otros derroteros.

Has puesto mucho esfuerzo e interés en tu proyecto actual y admitir que quizá no has hecho todo lo que estaba en tu mano, o que has tomado decisiones erróneas, puede llevarte hacia un vacío amargo.

Tu inteligencia emocional te permitirá reconstruirte profesionalmente de las cenizas, harás un inventario con todas las ideas que todavía albergas en tu cabeza y verás cómo darles forma, y te adelantarás a futuros errores a través de acciones para detener cualquier tipo de proceso problemático.

Salud

No centres todos tus esfuerzos en sacar adelante tu trabajo, pues a veces tu dedicación al mismo roza la adicción, Tauro, ¡y eso no es nada sano, pues ninguna adicción lo es!

Te quejas de que estás demasiado ocupado, y esta es la excusa para omitir cosas simples como llamar a un amigo, almorzar con un ser querido o leer un libro que te gusta y que tienes pendiente desde tu último cumpleaños, que no fue hace tanto.

Cuanto más te hundes en una complicación cotidiana, menos atención te prestas a ti mismo y a los demás.

Protégete contra el agotamiento a través de un pasatiempo gratificante o un viaje espiritual, y no te olvides de disfrutar hasta los más pequeños detalles de la vida.