Amor

A todo el mundo le gusta sentirse atractivo y notar que otras personas te tiran los tejos en un momento dado; mas hoy tus ganas de conquistar corazones será limitada, no tienes tiempo ni ganas para jugar al amor.

Así, un pretendiente podría convertirse en la peor de tus pesadillas si intenta sembrar un fruto que tú no tienes ganas de darle. Tu paciencia será finita además, y los malos humos podrían salir a la luz.

En las parejas podría haber dificultades de comunicación, en especial si tu pareja te presta más atención de la que anhelas. Hoy te apetecerá más cultivar tu jardín secreto, en silencio y cierta soledad.

 

 

Dinero

Esta vez es el planeta Neptuno el que tendrá un impacto dominante en tus finanzas. Este planeta será extremadamente beneficioso para ti, Tauro.

Así, el mismo puede valer para muchos un éxito financiero excepcional, y más si es en negocios en los que no tienes mucha experiencia y vivías las inversiones con cierto miedo, que se disipará.

Para otros, un aumento de los ingresos parece estar en el aire, ya sea de manera automática, quizá porque logres vender en segunda mano un artículo que tenías en casa cogiendo polvo, o bien con más calma, si logras negociar una subida de sueldo.

Tu imagen física será muy importante si tienes que hacer entrevistas de trabajo; intenta conocer cómo visten los empleados de la empresa y acude acorde a ellos, sin pasarte de elegante ni de desaliñado.

Salud

Los astros apuntan que tu espalda se debilitará un poco, y tendrás que ahorrarte esfuerzos innecesarios, Tauro, en especial si están relacionados con el levantamiento de peso (¡ni mudanzas ni gimnasia con mancuernas tienen cabida hoy!)

Por otro lado, los pequeños problemas de la piel y algunos trastornos más graves vinculadas con la dermis se pueden tratar de manera efectiva a partir de ahora, pues comienza un buen periodo para la misma.

Controla mejor tus horarios, y dosifica tus fuerzas si tienes muchos eventos a los que asistir durante este día. Puede que gastes tu energía en las primeras citas, y luego te veas obligado a cancelar el resto por un potente agotamiento.