La predicción semanal de Tauro según los astros | HORÓSCOPOMÁGICO.COM

 

Amor

En este ciclo de siete días, que arranca a la vez que el décimo mes de 2018, vas a conocer datos certeros, verdades, que tienen que ver con el amor.

Información que hasta ahora desconocías, y a la que debes dar la justa importancia que tú consideres; cada cual sabrá cómo asumirla, según su instinto.

¿Eres de los Tauro que juegas a dos bandas? En tal caso, cuida mucho tu privacidad, y sobre todo, no cometas nombres a la hora de llamar por su nombre a la persona con la que estás en ese momento.

Los solteros notarán cómo hay algo que promete convertirse en un proyecto sólido, al menos, de seguir jugando con las mismas reglas que hasta ahora. Tú déjate llevar, y que pase lo que tenga que pasar.

Dentro de tu casa, de tu familia, hay problemas que deberías conocer, preocúpate un poco por la gente que te rodea.

Dinero

Para alcanzar aquello que te propones debes intentar mantener un excelente control mental, porque los astros andan revueltos y puede que tu cabeza esté en las nubes y no tus pies en el suelo.

Descarta de tus planes los juegos de azar, así como cualquier tipo de especulación; bastante te cuesta que el dinero entre como para arriesgarte a perderlo. Además de que la diosa Fortuna no estará de tu lado estos días.

Los consejos de colegas de profesión serán valiosos, toma buena cuenta del conocimiento y la experiencia de quien tienes cerca, porque habrá momentos en los que podrán servirte.

Salud

Dentro de tu familia habrá novedades que pueden no sentarte bien, problemas que tomarás como propios y te causarán un estrés adicional (que no te viene bien en absoluto, ¿cierto?).

El cielo astral propicia la absorción de complementos y vitaminas, y podrías incluir algo de ginseng en tu dieta, para que notes el vigor que otorga esta ancestral planta. Y si tienes algo de inflamación, emplea picante en tus comidas, como la cayena.

En lo que se refiere al bienestar físico, los toros que tengan problemas de circulación sí que deberían mirar un poco por su propio bienestar, haciendo caso a las recomendaciones que te haya dado tu doctor.