Amor

La antesala del fin de semana promete ser de lo más activa. Tu temperamento se eleva a la vez que tus propias energías, se acentúa tu creatividad magnética y dejas libre tu instinto para conquistar a aquella persona que te apetezca.

El soltero tiene el corazón caliente y la libido disparada. Querrás seducir por doquier, pero no sabrás a quien invitar a tu casa a tomar el postre. Irás sembrando por aquí y por allá sin saber en qué momento deberías parar y ponerte a recolectar frutos.

Lo que más te motivará es sentirte desafiado, ir por esa persona que parece inaccesible o inalcanzable. Como si el fruto prohibido supiese mejor.

Dentro de tu pareja podrás deshacerte de viejos patrones de comportamiento. Las relaciones sentimentales han evolucionado, intentarás probar nuevas cosas. El Horóscopo Mágico alimenta tu imaginación, hasta el punto de que puedes pecar de ingenuo.

 

 

Dinero

Tienes varias deudas en tus manos y no sabrás por dónde empezar a tapar agujeros. Sin embargo, procura prestar atención a aquellos que te generen intereses si te demoras en abonarlas.

Se prevén intereses en conflicto, y así será un poco más difícil armonizar tu presupuesto actual. Sobre todo, toma suficiente tiempo para pensar: con la cabeza despejada todo se aprecia mejor. Y por supuesto, no te metas en nuevos gastos innecesarios.

Tienes más trabajo del que pensabas, y no habrá más remedio que concentrarte y duplicar tus esfuerzos. Las relaciones con los compañeros deberían mejorar, pronto te hará falta un aliado, Tauro.

Salud

Tenga cuidado de no quedarte para ti tus emociones excesivamente, ya que podrías acabar con un cuadro de ansiedad o de otro tipo de enfermedades mentales.

A menudo te enrocas en ti mismo y no comunicas tu angustia. Aprende a soltar lastre, abandona tu cueva.

Los astros te invitan a adoptar un estilo de vida irreprochable, pero eso no es nada nuevo bajo el Sol, ¿verdad? Sabes perfectamente qué cosas haces en contra de tu salud, como fumar o comer en exceso, si bien a veces culpas a tu metabolismo o tu genética de tus reveses.