Amor

Esta semana intentarás contar con un período de bienestar y serenidad en la vida matrimonial, sintiéndote muy seguro de ti mismo y de la persona con la que compartes tu vida.

Así el Sol llenará de luz las sombras y la monotonía será destrozada por la sorpresa y la ilusión, con nuevos proyectos que os hagan vibrar, permitiendo al universo que os lleve hasta el lugar que se proponga.

Realmente podrás ser feliz si es que te lo propones y encaminas tus energías para este objetivo. ¡No es una utopía, está a tu alcance!

Las discusiones harán más daño a las parejas que viven su amor a distancia, y la reconciliación no será entonces pan comido; de hecho, hasta las mejores intenciones podrían malinterpretarse y dar paso a un desconcierto aún mayor.

En tu círculo de amigos hay alguien que podría tener la llave para decir adiós a la soltería si es tu caso; presta atención a las señales del amor.

 

NOVEDAD: Virgo, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

Con tranquilidad disfrutarás de un extraordinario sentido de oportunidad para ahorrar (o hacer) dinero, aunque esto no está exento de riesgos. ¡Tendrás que ser muy audaz para no poner tus ahorros en negocios que no dan beneficios pero que aparentemente son seguros!

Valorarás nuevas situaciones, aceptarás de buena gana los cambios y sabrás marcar un paso ligero pero firme, sin aceleraciones desorbitadas. Lo importante es llegar a la cima del éxito pero disfrutando del camino, Virgo.

Tu criterio debe imponerse ante las decisiones del trabajo, sobre todo si te ofrecen irte a otra compañía (o incluso cambiar de profesión). Analiza la situación con calma y busca qué te desarrollaría más como persona.

Salud

Descubrirás por ti mismo (o personas cercanas) nuevas corrientes que mejorarán tu bienestar físico y espiritual, y descubrirás beneficios en productos que no hubieras imaginado. Los masajes serán muy agradecidos (pero solo si lo hacen manos profesionales).

Dentro del universo deportivo los astros favorecen aquellos que se llevan a cabo con contacto con animales, aunque si no tienes oportunidad por ejemplo de hacer equitación, ¡ve al gimnasio, qué remedio!

Serás muy consciente de tus límites, no estirarás tus fuerzas y canalizarás las inquietudes que atormenten tu alma, sin detenerte en ningún momento.