Amor

Virgo, si no tienes parejaes muy probable que te enamores sin prácticamente darte cuenta. Acepta el desafío y no te cierres a nada. Llevabas tiempo interesado en conocer a alguien interesante y ahora lo tienes ante ti.

Eso sí, para comenzar una relación necesitas algo más que buenas palabras. No se lo pongas tan sencillo y exígele que te conquiste de una manera clásica, con flores y veladas románticas.

Por su parte, aquellos que estén emparejados, deben disfrutar del amor y del sexo sin tapujos, ya que eso siempre acaba condicionando una relación. Muéstrate con naturalidad y procura ser más imprevisible. Tu pareja agradecerá que le sorprendas.

 

NOVEDAD: Virgo, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

Piensa si el dinero que tienes ahorrado es mejor dejarlo en el banco consiguiendo muy pocos beneficios o realmente merece la pena arriesgarse e invertirlo en un negocio distinto, en donde el retorno sería mucho mayor en el caso de triunfar.

Estás ante una de las decisiones más importantes de tu vida, por eso no quieres apresurarte a la hora de dar una contestación. Prefieres consultarlo con gente de tu entorno y una vez que lo hagas comprobarás que nadie te animará a dar ese paso. En cualquier caso, tú tienes siempre la última palabra.

Los conflictos con tus compañeros en el trabajo no te aportarán nada bueno. La opinión que tenían los jefes sobre ti puede cambiar y dejarte en una situación preocupante. Pueden colocarte en su lista negra y ser el próximo candidato a abandonar la empresa.

Salud

Mientras los demás salen de fiesta y viajan, tú prefieres quedarte en casa. Prefieres estar solo y disfrutar de aquello que más te satisface. La felicidad no se puede comprar con dinero, por eso sabes que los pequeños placeres de la vida se encuentran más próximos de lo que parecen.

Sentarse en tu butaca favorita mientras ves una película de estreno con un tarro de helado pueden alegrarte el día. Así de sencillo conseguirás remontar un día que había empezado bastante mal para ti.

El chocolate y el dulce suele ser tu refugio cuando las cosas no te salen bien. Puedes recurrir a ellos de vez en cuando, pero no convertirlo en un hábito diario.