La predicción de Virgo según los astros | Horóscopo Mágico

 

Amor

La influencia de la Luna provocará en tu signo una cierta inseguridad, que te llevará a ser más celoso de lo normal. Cualquier conversación de tu pareja con otras personas hará que piensas algo malo.

Si no eres capaz de controlar esa actitud, lo más lógico es que acabes discutiendo con tu pareja, que no entiende los motivos de tu enfado. Después de reflexionar un rato te darás cuenta del enorme error y deberás disculparte.

También te dejas influenciar en muchas ocasiones por los comentarios que realizan algunos amigos, que en vez de ayudar solo consiguen desestabilizaros. Llegará el momento en que te des cuenta del daño que hacen con su envidia.

 

NUEVO EN INSTAGRAM: Virgo, si quieres saber cómo te irán las cosas en el amor y el trabajo esta semana ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

No sabes cómo cambiar tu vida diaria, sobre todo porque no soportas hacer siempre lo mismo. Tu trabajo te resulta muy monótono y necesitas algo más intenso, que te lleve a experimentar sensaciones más fuertes.

Si aprovechas la influencia de Júpiter en tu signo podrás con todo lo que te propongas. No te rendirás por muy complicadas que se pongan las cosas. Ahora mismo estás empeñado en buscar algo mejor, que te permita crecer profesionalmente.

Virgo, no es conveniente que hagas público tus intenciones de futuro, sobre todo cuando tengas un proyecto nuevo, ya que siempre habrá gente dispuesta a aprovecharse o incluso de robarte la idea. Piensas que ahora mismo debes emprender el camino en solitario y no en grupo.

Salud

Un molesto dolor de oídos puede dejarte muy dolorido durante un par de días. Acude a tu médico para que te recete algo. No cometas el error de otras veces de medicarte por tu cuenta.

El ejercicio físico siempre debes incluirlo en tu rutina diaria, pero siempre con control. De poco sirve que hoy te machaques en el gimnasio si luego vas a estar una semana sin pisarlo. La clave del éxito reside en la constancia y tú no lo estás siendo, ya sea por falta de tiempo o por pereza.

A la hora de preparar tus platos intenta reducir al máximo el uso de aceites y sal. Busca sustitutivos que te permitan comer de una forma más sana sin que se resientan los sabores.