Amor

La rutina da paso a sorpresas en la antesala del fin de semana. Habrá encuentros o proyectos románticos tan audaces como emocionantes.

Te dejarás llevar por los acontecimientos y paladearás las novedades que vienen dadas del cielo. Las oportunidades de ser feliz en el amor son auténticas, pero debes dar entonces el primer paso.

Y es que en general te hallas en un día interesante en el que se realza tu prestigio. Crece además tu creatividad y tu necesidad de actuar en el amor.

Presta más atención a tu círculo de amigos, alguien pasa por un mal momento pero aún no te han hecho partícipe de esta situación.

 

NOVEDAD: Virgo, tu predicción y los mejores consejos ahora en Instagram ¡Pincha aquí y síguenos!

 

Dinero

Con tranquilidad asumirás cualquier reto que se te ponga por delante: tus nervios estarán muy templados, la intelectualidad primará sobre lo visceral.

De este modo te encontrarás en forma para enfrentar una nueva situación o valorar con calma los props y los contras de un nuevo trabajo que te propongan.Aceptarás poner en tela de juicio todo, con criterio y sin molestar a nadie: así sabrás ver qué luces son reales en tu horizonte y cuáles tienden a apagarse, Virgo.

Procura ser generoso con los demás cuando vayan a pedirte consejo, o quizá la recomendación para un empleo en una empresa en la que tienes contactos. Si no nos ayudamos los unos a los otros estamos perdidos, ¿no te parece?

Salud

Ya sea con tu pareja, tus amigos o a solas, experimenta cosas nuevas vinculadas a la salud, como novedosas terapias de masajes o envolturas en productos que nunca hubieras imaginado (como por ejemplo el chocolate).

Lo mismo se puede decir con el ámbito del deporte: no todo es encerrarse en el gimnasio a darle a la bicicleta hasta que tu camiseta queda empapada de sudor.

De hecho, los deportes en los que estés en contacto con animales (como por ejemplo la equitación) serán muy sanadoras para tu cuerpo y tu mente.

No te detienes ante nada y rompes el aislamiento al que te has visto sometido por circunstancias externas. Te dejas querer, bajando el nivel de arisco que a veces te caracteriza.