Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

¿Qué son los signos mutables en el zodiaco?

Cuáles son estos cuatro signos y qué características tienen
Así son los signos mutables del zodiaco | HORÓSCOPOMÁGICO.COM

 

En astrología, se denominan signos mutables a aquellos que presentan una dualidad de rasgos opuestos entre sí, y que complementarían a los signos cardinales y a los fijos. De este modo, los cuatro horóscopos que son clasificados como signos mutables serían Géminis, Sagitario, Virgo y Piscis (los cuales a veces también son conocidos como signos dobles, dado que lo llaman así algunos expertos)

Características de los signos mutables

Estos cuatro signos zodiacales son muy flexibles, pues tienen una unión entre mente y espíritu más que considerable, y que les hace ser seres especialmente nobles. Por lo general, detestan la violencia, son intelectuales y amigos de la moral, y son capaces de conectar con el lado espiritual de las cosas.

Si en la vida una persona de signo mutable no encuentra fortuna, sabrá adaptarse a sus circunstancias sin ningún problema, con mucha versatilidad (y también una gran individualidad, dicho sea de paso); es más, adoran los cambios y se sienten cómodos con ellos. Para los signos mutables el tránsito por este mundo no es más que un constante aprendizaje de hechos y circunstancias.

Empatía y templanza por bandera

Como contrapunto, la citada flexibilidad les hace mimetizarse con cualquier situación y entorno, y por tanto, pueden perder la esencia de su personalidad, si bien poseen una gran dosis de empatía para conectar con las virtudes y desgracias del prójimo. Y es que su templanza les permite ver los dos lados de una realidad, lo que les permite valorar los aspectos positivos y negativos de todo.

A un individuo de signo mutable no le gusta la presión; si la notan, su parte agria puede salir a la luz y mermará su capacidad de adaptación, al notar que el entorno no está del modo en el que él desearía. Y se esforzará por hallar la manera de mejorar una y otra vez sin encontrar el verdadero inconveniente del que está siendo presionado.

Todos estos rasgos son comunes, pero esto no quita que cada signo tenga sus particularidades, y por ello, analizaremos algunas.

Géminis, la dualidad hecha signo mutables

Representado por dos gemelos, los nacidos entre el 22 de mayo y el 21 de junio son personas muy versátiles y adaptables, capaces de hacer dos cosas al mismo tiempo, algo en lo que influye mucho que tengan a Mercurio, el mensajero de los dioses, como planeta regente.

En grandes rasgos son seres brillantes, con mucho ingenio fruto de su enorme actividad cerebral; son muy ágiles y agudos, y se pueden interesar por mil temas diferentes, aunque no llegue a profundizar en ninguno de ellos.

Los gemelos de Géminis nunca se estancan, siempre están al tanto de las últimas novedades en absolutamente todo, y son muy sociables y con mucho atractivo y simpatía para el resto de horóscopos.

Esa dualidad también le puede provocar ser que tenga el síndrome del Capitán Araña, aquel que se dice que embarcaba a la gente y se quedaba en tierra. Y es que Géminis puede mover mares y montañas para embaucar a todo el grupo de amigos (o familiares) en un maravilloso plan, y cuando todos acceden, él cambia de idea porque ha encontrado algo que le divierte más. ¿Se puede ser más mutable?

Sagitario: así se define como signo mutable

Si existe un signo zodiacal al que el riesgo físico o emocional le atraiga de lo lindo y le parezca la mar de estimulante, ese es Sagitario. Los nacidos bajo este signo están representado este horóscopo por un arquero.

De hecho, sus palabras en muchas ocasiones son flechas cargadas de franqueza, que se dicen sin pensar en las consecuencias. De hecho, suelen ser famosos por sus equivocaciones.

Suelen tener un aire infantil, debido a que desprenden alegría y diversión, y a que se toman cada día de la semana como un juego, y como consecuencia de todo esto, no son los mejores a la hora de asumir responsabilidades.

No soportan las injusticias, y menos aún, que duden de su integridad; eso sí, hay que tener mucho cuidado para no confundir sus argumentos reales con una exhibición de su excelente teatralidad.

Virgo, el signo más tímido

Lo que destaca en Virgo es su condición de solitario, de individuo callado, introvertido, tímido al fin y al cabo, y que proyecta no disfrutar mucho en sociedad. Cuando está en eventos tiene la sensación de estar perdiendo el tiempo, y empieza a ir de un lado para otro transmitiendo a todos su inquietud.

Pese a esta característica, son seres realistas, con mucho sentido práctico y grandes trabajadores; por esto último, no toleran a su alrededor a los holgazanes. Minuciosos y pulcros, los nacidos entre el 24 de agosto y el 23 de septiembre son ordenados en todos los aspectos de su vida, y poseen un gusto exquisito por el detalle; tanto, que se fijan en cualquier descuido realizado por otro.

Los pertenecientes a este signo mutable siempre suelen estar preocupados y en tensión, debido a su inagotable capacidad de trabajo y de querer controlarlo todo, lo que le puede provocar dolencias psicosomáticas en el estómago.

Piscis, el signo mutable de agua

De los tres signos clasificados de agua, que son Cáncer, Escorpio y Piscis, este último es el único completamente acuático, y de él destaca su pasividad, su tendencia a seguir la corriente a no nadar a la contra. Eso sí, como alguien de este signo decida hacerlo, el ir a contracorriente, destacará por encima de los demás.

De naturaleza ociosa (y de salud un tanto débil), no se suele sentir atraído por el poder ni por los bienes materiales; para un Piscis es más importante su libertad para soñar que todas las riquezas del mundo.

Los Piscis son calmados, y rara vez sufren reacciones violentas; su tranquilidad puede ser francamente pasmosa.

Los nacidos entre el 20 de febrero y el 20 de marzo se suelen sentir seducidos por las actividades artísticas y creativas siempre que no hieran su sensibilidad; tienden a dedicarse al arte, y pocos son los Piscis que se desenvuelven bien, por ejemplo, en el mundo de las finanzas y los negocios.