En función de las características de cada signo, podrían esperarse diferentes reacciones por parte de cada uno de los horóscopos. Sin embargo, en cuestión de ser capaz de sacar el lado más oscuro de sus personalidades ante determinadas situaciones, hay algunos especialmente crueles si se sienten atacados o ellos lo perciben así. Te descubrimos quiénes son los tres signos más malos del zodiaco.

¿Te imaginas cuáles son?

Los 3 signos más malos del Zodiaco

Curiosamente también se trata de los signos con fama de ser más sensibles de todos. ¿Podría tener alguna relación?

Cáncer

Qué equivocados están aquellos que piensan que tras la imagen delicada, sensible y cautelosa de Cáncer sólo hay fragilidad. Que nadie se equivoque y subestime a la persona que hay bajo esa apariencia tan dulce que haría pensar en bondad infinita, pues nada más lejos de la realidad, ya que estamos ante uno de los signo más malos del zodiaco.

Sabemos que en general los nativos nacidos bajo el elemento agua tiene una gran volubilidad en su carácter, y entre las alteraciones a las que se ve sometido su carácter de forma natural y las situaciones que pueden provenir del exterior y afectarles, es fácil rozar la parte más irascible de la personalidad de este signo y despertar en él ese espíritu vengativo.

Y cuando eso sucede, más te vale que te pille lejos de su radio de acción, porque si has tenido algo que ver con el motivo de su enfado, ten por seguro que buscará la forma de hacerte sentir el mismo dolor que le hayas podido causar a Cáncer pero multiplicado por 1000. No tiene límite a la hora de expresar su rabia contra quien le haya herido, incluso si ha sido accidentalmente. Por eso es considerado uno de los signos más malos del zodiaco.

 

Piscis

Con los nativos de este horóscopo una persona puede encontrarse tanto con su versión más dulce y adorable como con la cara oscura del mismo, la misma que oculta toda la artillería con la que te puede hacer pasarlo realmente mal a cualquiera que le traicione (o al menos eso le parezca a él).

Y es precisamente por esa falta de escrúpulos a la hora de pasar desde sentir y mostrar el mayor amor del mundo por alguien hasta llegar a odiarlo hasta el extremo, como para desearle todo el mal posible que Piscis se ha ganado (y con méritos) su puesto entre uno de los signos más malos del zodiaco.

Aunque es habitual que esta faceta de pasar de extremo a extremo le ocurra con personas suficientemente cercanas como para llegar a desarrollar verdadero cariño por ellas, también puede reaccionar de esta manera con aquellos que le hagan despertar algún tipo de inseguridad personal, por ilógica o paranoica que pueda ser. Así que por tu propio bien, mejor intenta llevarte lo mejor posible con Piscis, y no olvides que si se lo propone, puede ser muy cruel.

 

Escorpio

Probablemente ante la respuesta de alguien a quien se le pregunta cuál es su signo, siendo Escorpio la reacción general sea la de recelo, y no es algo gratuito. Pues por algo resulta ser uno de los signos más malos del zodiaco, y tiene mucho que ver con su problema de celos patológicos.

Aunque también puede darse en un ámbito exterior a la pareja. Por ejemplo en puestos de trabajo o en sus propios círculos de amistad, donde su tendencia a medirse con el resto y pretender sentirse superior le hace creerse en una posición privilegiada sin realmente estarlo. El problema llega cuando realmente se llega a creer ese papel y el desempeño de ese rol de supremacía, pues todo aquel que llegue a acercarse con un mínimo de potencial podría ser visto como un posible competidor y, por tanto, ser atacado por Escorpio.

Los nativos de este signo están muy marcados por sus inseguridades que pueden ser de todo tipo, las cuales intenta camuflar de la mejor forma posible, pero él es consciente de ellas y en realidad no las pierde de vista. El caso es que cuando alguien pudiera ser mejor que él en alguno de esos aspectos, ésa podría ser razón suficiente para llegar a odiar a esa persona intensamente debido a la envidia que le podría despertar.

Y si ése fuera el caso, la idea que ronda la mente de Escorpio es “destruir al adversario”, aunque sea metafóricamente hablando. No verá límites a la hora de hacer pagar a esa persona “la osadía de ser mejor que él” en la forma que sea.