Horóscopo Mágico

Telegram : +34 691143240

E-Mail: info@horoscopomagico.com

Zodiaco Oscuro: descubre el lado oscuro de tu signo astral

Todos sin excepción tenemos una cara oculta que nos gustaría esconder. Descubre todos esos secretos

Todos tenemos luces y sombras en nuestra personalidad. En cuanto a nuestras virtudes ya nos encargamos de potenciarlas lo suficiente como para que hablen por sí mismas sobre nosotros. Sin embargo, en realidad nadie es lo que parece, pues falta conocer la otra cara de la moneda. Por eso te presentamos el Zodiaco Oscuro: para que descubras el lado oscuro de cada signo.

Zodiaco Oscuro: las 12 caras ocultas de los signos astrales

Nos pasamos la vida esforzándonos por sacar lo mejor de cada uno de nosotros, pero la realidad que hay detrás de esto es un cierto temor a mostrar nuestra verdadera personalidad al completo. Te desvelamos el lado oscuro de cada signo del zodiaco, para que no te pille desprevenida.

1. Aries

Comenzamos con el Zodiaco Oscuro de Aries, un signo de fuego tan caracterizado por su intensidad como por el lado oscuro de la misma, que se traduce en explosiones de mal carácter a la mínima de cambio y sin previo aviso para quien las sufre.

Cualquier momento puede ser susceptible para que este signo convierta una chispa en un incendio, un error ajeno en un drama de dimensiones colosales o una palabra inadecuada en el detonante de una discusión más que acalorada.

Además, los nacidos bajo el signo de Aries son muy competitivos y, lo que es peor, también malos perdedores: No cuentan con buena capacidad de gestionar sus fracasos y son difíciles de soportar cuando se enfadan por no conseguir ganar.

2. Tauro

De sobra es conocida la perseverancia de tauro, que puede resultar una gran virtud a la hora de luchar por algo que desea fervientemente. El problema es cuando ese aspecto se asocia con su lado más negativo y es entonces cuando pasa a formar parte de las características del Zodiaco Oscuro de este signo.

Así nos encontramos con personas capaces de plantarse ante una idea con un inmovilismo desproporcionado, pudiendo llegar a dificultar el avance de un proyecto o la elección de alguna opción determinada en la elección de la decisión correcta.

Otra de las facetas que caracteriza el lado oscuro de Tauro es su versión más controladora, cuando en su afán por mantener el orden o la marcha adecuada de las cosas, desconfía de la capacidad de las demás personas implicadas en aquello que los ocupe.

3. Géminis

En cuanto a la versión más sombría de este signo de aire, podemos encontrar su inestabilidad como punto de partida. En condiciones normales, Géminis tiene este rasgo característico, pero se percibe como un aspecto que le da una connotación incluso entrañable, ya que todo en él parece indecisión, contradicción y dualidad.

Pero como resulta obvio, el trato habitual con una persona así puede suponer un desgaste importante. No tener claro hacia dónde se dirigen sus intenciones no sólo le hace inestable a él, sino que hace que emerja uno de los rasgos del Zodiaco Oscuro de este signo: Su capacidad desestabilizadora de las personas de su entorno más cercano, lo cual dificulta la convivencia diaria con Géminis.

Si a ese aspecto se une otro que va muy ligado a él, que es lo devastador que puede llegar a ser al hablar cuando se siente más inestable, descubrimos que no es todo oro lo que reluce en cuanto a este signo. Pero también es cierto que todos los demás, sin excepción, también tienen su parte más oscura.

4. Cáncer

El agradable signo de cáncer puede no resultarnos tan encantador cuando descubrimos la faceta más característica de su Zodiaco Oscuro: del miedo normal y admisible que puede sentir cualquier persona, pasa a la cobardía. Es decir, que en cuanto la situación se pone fea, no se limita a temer el desenlace como haría cualquier otro. En su caso, desaparece (dentro de su caparazón) y huye dejando tirado a cualquiera.

El problema es que, desde su posición protegida, contempla la desgracia ajena y puede llegar a sentir cierta alegría por lo que les ha pasado a otros, como si cierto morbo alimentara sus ganas de diversión un tanto perversa.

5. Leo

La cara más sombría de este signo de fuego es la prepotencia con la que trata a otros en esos momentos en que de tan perfecto que cree ser, se siente por encima de los demás.

La otra faceta es la de su vanidad llevada al extremo: acostumbrado como está a ser el centro de atención, muestra su lado más egocéntrico y narcisista cuando el subidón de autoestima se le descontrola demasiado.

6. Virgo

El Zodiaco Oscuro del signo Virgo nos muestra una persona cuyo perfeccionismo llevado al extremo es tal que toca lo enfermizo. Las inseguridades le devoran y la primera intransigencia que le nace es hacia sí mismo y, sintiéndose incapaz de gestionarla mejor, sólo acierta a intentar pulir una y otra vez lo que él considera imperfecciones intolerables… cuando realmente son fallos que sencillamente lo hacen más humano.

Pero cuando aflora ese lado oscuro de Virgo, no se limita a meterse caña a sí mismo y prejuzga a cualquier persona, basándose únicamente en su primera impresión (aun pudiendo ser errónea) y no da segundas oportunidades.

7. Libra

La dualidad natural de la balanza también cuenta con su versión sombría, ya que en su eterna ambivalencia, opta por jugar a dos bandas antes que decantarse por una única opción. Y esta faceta del Zodiaco Oscuro de Libra es extrapolable a cualquier ámbito, sea a nivel laboral, como en cuanto a lealtades más personales como podría ser a nivel de amistad o en asuntos de pareja.

Pero el lado oscuro de este signo no termina aquí, y es que muy ligado a su acusado sentido de justicia, se comporta como una persona vengativa si se siente agraviado.

8. Escorpio

Cuando descubrimos la parte más negativa de este signo que también puede llegar a ser realmente encantador, nos encontramos para nuestra sorpresa con la manipulación hecha persona. Su altísima capacidad intelectual, cuando está puesta a disposición de la mala fe (que la siente a veces cuando sus emociones le vapulean en exceso), nos muestra una personalidad que roza lo maquiavélico. Claro que Escorpio no es siempre así, ni muchísimo menos. Pero cuando sus archiconocidos celos rozan lo patológico, detonan la personalidad del Zodiaco Oscuro de este signo.

9. Sagitario

Acostumbrado a retarse a sí mismos continuamente, casi como sistema natural de vida, los nacidos bajo este signo son también proclives a sobrepasar sus límites aceptables, e incluso también los marcados. Y es que la intensidad con que viven las circunstancias les genera tantas ansias de más y más que pierden de vista el punto de equilibrio que necesitan para no sobrepasar las fronteras de lo admisible.

Cuando aflora el Zodiaco Oscuro que reside también en el interior de Sagitario, asumen riesgos extremos con el espíritu no del aventurero que llevan dentro de sí mismos, sino como auténticos kamikazes.

10. Capricornio

En eso de guardar las formas, Capricornio es único, pero cuando las inseguridades que le indican el momento de disimular adquieren dimensiones exageradas, este signo de tierra cruza la frontera que lo lleva de su lado más luminoso hacia el de su Horóscopo Oscuro. Y cuando esto sucede, conseguirá disimular, sí, porque en eso de empeñarse en algo y conseguirlo no hay quien le gane, pero también sacará su versión más falsa y mentirosa con la que engañará a quien haga falta por tal de mantener la imagen que desee transmitir de sí mismo.

11. Acuario

Este signo de aire que tiene tan asumida su excentricidad, pierde toda noción de la medida normal de las cosas cuando aflora su lado más sombrío, en cuya situación sólo acierta a extremar más aun sus rarezas habituales y para colmo, asume a la perfección el rol de inadaptado por la convicción más absoluta.

12. Piscis

Y el Horóscopo Oscuro de los Piscis adopta la forma de la irresponsabilidad negligente más absoluta, y cuando esto sucede… con su eterna excusa de “fluir” propia de su elemento, sencillamente se justifica alegando haberse dejado llevar. Y por si fuera poco, sus cambios de humor constantes, no sólo los desestabilizan más a ellos, sino también a quienes están a su alrededor, que se encuentran tratando con la versión más pasota e inestable de Piscis.